Pronóstico de cierre 2020

Por Carlos Pfister

La pandemia de SARS-CoV-2 (Covid-19) ha generado un revés en los pronósticos de cierre para los principales sectores industriales en México. A partir de la segunda quincena de marzo de este año, los escenarios que se habían proyectado para la economía se volvieron inciertos.

A un trimestre de cerrar este ejercicio fiscal, los resultados han sido desalentadores; por un lado, la oferta tuvo una parálisis obligada en la mayoría de los sectores, y por el otro, la demanda se encontraba en un confinamiento de supervivencia.

En el documento “Pre-Criterios 2020”, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) previó un intervalo de crecimiento para la economía mexicana de entre 1.4 y 2.4% para este año; sin embargo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que tan sólo en el segundo trimestre de 2020 el PIB presentó una caída de 18.7% con respecto al mismo periodo de 2019.

Los tres sectores más involucrados en la contracción del PIB nacional son: la industria turística (-92.1%), la construcción (-34.2%) y las manufacturas (-29.6%). Pero no todo ha ido a la baja; a raíz de las necesidades presentadas por la pandemia, hubo sectores que se vieron beneficiados, tales como los servicios de telecomunicaciones, que presentaron un crecimiento del 5% de su PIB, y la industria de las ciencias de la salud, que tuvo un incremento de 0.7%, como resultado de la alta demanda en servicios hospitalarios y venta de insumos médicos.

La apertura de espacios y la puesta en marcha para el regreso a la “nueva normalidad” podría representar un crecimiento en estos sectores durante el último trimestre del año.

Las proyecciones realizadas en 2019 para el escenario de 2020 consideraban como principales riesgos de crecimiento i) incertidumbre política interna, ii) incertidumbre sobre la situación económica interna, iii) problemas de inseguridad pública, iv) política de gasto público, v) plataforma de producción petrolera, vi) debilidad del mercado interno, y vii) debilidad del mercado externo y la economía mundial.

No obstante, con la experiencia vivida, el aprendizaje deja una visión más amplia y cautelosa; los empresarios deberán plantear nuevos métodos que les permitan prepararse financiera y estructuralmente para afrontar de manera ágil y eficaz cualquier otro tipo de contingencias, no contempladas de manera histórica, ya que, como lo he mencionado en otros momentos, las tendencias están marcadas y el cambio será constante.

Las estrategias comerciales implementadas para la reactivación de los sectores industriales deberán considerar, principalmente, dos escenarios: la alta demanda en los servicios de Internet, por el aún recomendando confinamiento en la mayor parte de la República mexicana y el alto nivel de desempleo que se ha presentado al final del tercer trimestre del año.  No obstante, debemos aprender de la experiencia y ser cautelosos con las decisiones, ya que la situación también ha generado la baja en los ingresos de la mayoría de los mexicanos.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo