Misoginia

Por Cerebro México

Por Consuelo Molina Avilés

De acuerdo con el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), la misoginia se define de la siguiente forma: “Aversión u odio a las mujeres”. A su vez, odio se define así: “Antipatía y aversión hacia algo o alguien cuyo mal se desea”.

Así pues, ¿una mujer puede odiar a otra por el simple hecho de ser de su mismo género? Pues por supuesto mis queridas “such is life” y no te estoy hablando de la rivalidad entre mujeres o de competencia por inseguridades, miedos, envidias, etc, etc.

Cuántas veces no hemos escuchado y hasta repetido frases en donde devaluamos a las mujeres en general y también a alguna que otra en particular… por ejemplo: si sabes que el marido de tu mejor amiga es infiel, lo primero que piensas es en la zorra que enamoró al “poverello” inocente…., ¿es cierto o es falso?

Mujeres que escalan puestos directivos y denigran a sus subordinadas o tienen preferencias muy marcadas hacia los hombres; cuántas veces no has escuchado a alguna de tus amigas criticando a una conocida porque aquella tiene un mejor puesto o un mejor galán o hasta un mejor auto, y le inventa que esto se debe a razones poco meritorias…

El otro día en el auto con una amiga se nos cerró una despistada y ella muy enojada le grito: “claro tenías que ser vieja! ”, no me quedó más que reírme y por lo absurdo de su comentario y al notarlo ella no le quedó más hacer que lo mismo.

Pues, así que con todas estas ideas: de que las relaciones entre mujeres no son sólidas, de que no son cálidas ni sinceras y de que es mucho más fácil llevarnos con los hombres que son menos complicados, más interesantes y sobre todo menos traicioneros bla, bla, bla…

Lo único que hemos conseguido es alejarnos de nuestro propio género, volvernos más vulnerables ante el mundo masculino y no saber cómo formar vínculos de afinidad y de apoyo entre nosotras.

Y no se trata de ser feministas, noooo chicas nooo, más bien el objetivo de este comentario es que nos demos cuenta de que esta forma de pensar y de actuar con respecto a nuestro propio género nos afecta a todos y que si existe es porque nosotras mismas lo fomentamos con comentarios y actitudes denigrantes para nuestro mismo sexo.

Y en conclusión para que nos sirve darnos cuenta de esto…pues para hacer mejores relaciones con los demás, con nosotras mismas y también para educar a nuestros hijos de mejor manera.

¿Te habías puesto a pensar en esto, de que por lo regular somos nosotras nuestras principales detractoras. Has oído eso de: “lo que te choca… te checa”?

Teléfonos de Atención

5531204231

De 9:00 a 15:00 horas

De lunes a viernes

5534333983

15:00 a 20:00 horas

[email protected]

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo