logo
/ Foto: Cuartoscuro / Foto: Cuartoscuro
Opinión 25/10/2020

La pandemia en México no se detiene

Europa ya está viviendo la segunda ola de COVID-19 y diversos países imponen toques de queda o confinamientos regionales para evitar la propagación. De hecho, la Organización Mundial de la Salud informó la semana pasada que el Viejo Continente es el lugar donde más rápido está creciendo el número de contagios.

España ya supera el millón de casos confirmados, aunque el gobierno reconoció hace unos días que la cifra real podría superar los tres millones y que el “rebrote” de la pandemia es grave pues reportan hasta 20 mil contagios diarios.

En Francia también se encuentran en alerta al reportar la semana pasada un récord de 41 mil contagios en 24 horas por lo que el gobierno declaró el toque de queda para 46 millones de ciudadanos durante al menos cuatro semanas. Este país europeo escaló al quinto lugar de contagios el viernes pasado y el número de casos diarios está superando los datos registrados a inicios del año.

Bélgica vive la misma situación con un registro récord de más de 13 mil contagios en 24 horas y el personal médico teme que los hospitales colapsen por el “tsunami” que puede representar este rebrote. El gobierno ha cerrado los restaurantes y las tiendas.

En México, el gobierno federal ha desestimado desde el inicio la letalidad de la pandemia y las medidas tomadas han sido claramente insuficientes para evitar la muerte de miles de mexicanos que ya rozan los 90 mil, 50% por encima del “escenario catastrófico” que López-Gatell estimaba hace unos meses.
Si bien a inicios de agosto llegamos al “pico” de contagios diarios con 9,556 casos reportados en 24 horas, sin contar el cambio de metodología en diversas ocasiones y el evidente subregistro oficial, no hemos bajado de alrededor de 3,500 casos diarios, por lo que la pandemia no se ha controlado en territorio mexicano.

Este gobierno le apostó a no realizar pruebas masivas como sí lo han hecho en todo el mundo y le costó mucho trabajo pedirle a la población que utilizara el cubrebocas, particularmente por la necedad del presidente de aparentar que todo estaba bien y que en México no viviríamos la tragedia que en febrero y marzo veíamos en Europa. La realidad los alcanzó y hoy superamos en contagios y fallecidos a cualquiera de esos países.

Las próximas semanas veremos un claro aceleramiento en el número de casos diarios reportados y un reconfinamiento total no es viable porque el gobierno está pensando en términos políticos pues tiene claro que la pérdida de 12 millones de trabajos por la cuarentena y los miles de negocios que tuvieron que cerrar, le pasarán factura en las elecciones de 2021.

Estamos a tiempo de que se incremente el número de pruebas para detectar los casos, promover el uso obligatorio de cubrebocas en lugares públicos cerrados, particularmente cuando el invierno se acerca y las enfermedades respiratorias comunes pueden saturar un sistema de salud ya muy deteriorado.

Pese a que López-Gatell afirma que “hay signos tempranos de un repunte de la pandemia” y el presidente afirma que “no hay un rebrote”, no nos queda de otra más que seguir tomando todas las medidas posibles y hacernos responsables de nuestra propia salud, porque el gobierno nos dejó solos a los ciudadanos en esta pandemia. Al tiempo…

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**