Egresos estatales

Por Carlos Pfister

La semana pasada hablamos de los ingresos estatales, uno de los principales rubros para el adecuado desempeño de los sistemas fi- nancieros en las entidades federativas. Con la finalidad de contar con un panorama más completo sobre este tema, en esta ocasión centraremos nuestra atención en otro de los rubros esenciales de las finanzas públicas: los egresos.

Los principales conceptos del gasto público estatal son transferencias, asignaciones, subcidios, otras ayudas, gasto asignado a municipios, servicios personales, gasto operativo, inversión pública y deuda pública.

Ahora bien, centraremos el análisis en tres de estos conceptos.

  1. El gasto en servicios personales. Este se refiere a las remuneraciones al personal de planta, personal de honorarios, prestaciones a los trabajadores, seguridad social, estímulos y bonos, entre otros.
  2.  El gasto operativo. Este rubro es la suma del gasto en servicios personales, más los ser- vicios generales, materiales y suministros, por ejemplo: alimentos y utensilios, combus- tible, lubricantes, energía eléctrica, gas, agua, telefonía, arrendamientos, servicios profesio- nales, etc.
  3.  El gasto en inversión pública. Uno de los conceptos con mayor trascendencia en las economías estatales es la inversión pública, ya que es factor de impacto para el crecimien- to y desarrollo económico, ejemplo de ello es la inversión en infraestructura.

Con base en datos publicados por el Inegi respecto a las finanzas en 2019, la suma de los gastos en servicios personales de 31 entidades federativas, sin contar a la Ciudad de México por la magnitud de sus finanzas, fue de alrededor 448 mil millones de pesos.

Asimismo, el gasto correspondiente a ma- teriales, suministros y servicios generales fue de alrededor de 103 mil millones de pesos. En ese mismo sentido, el gasto en inversión pública de esas 31 entidades fue de alrededor de 56 mil millones de pesos.

Evidentemente el gasto operativo de algu- nos de los gobiernos estatales es excesivo, y más si hacemos una comparación respecto al gasto en inversión pública. Como lo mencioné la semana pasada, es momento de estructu- rar sistemas financieros sólidos que ofrezcan equidad y tranquilidad a los ciudadanos.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo