logo
 /
columnas 29/12/2020

Panorama 2021

A tres días de cerrar este vertiginoso año y recibir el 2021, ¿qué impactará a la economía mexicana durante el siguiente año? Lo primero, es que no debemos olvidar que seguimos viviendo la tan inesperada Pandemia por el SARS-COV2 (Covid-19), aunque el pasado 23 de diciembre, llegó a México el primer lote de 3000 vacunas, lo que podría representar un aliento para nuestro país.

Sin embargo, la realidad es que esta situación, ha causado y seguirá causando cambios trascendentales en la forma de vida de los seres humanos y para nuestro interés particular, en la forma de hacer negocios. Mencionaré algunos aspectos desde el punto de vista micro hasta el macro, que serán punto de partida para la toma de decisiones durante el siguiente año:

  1. Digitalización empresarial. El estudio “Estado Global de la pequeña empresa”, presentado recientemente por Facebook en colaboración con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco Mundial, destacó que las pequeñas empresas en México, aumentaron el uso de las herramientas digitales presentando un crecimiento del 7%, tan sólo de septiembre a octubre.
  2. Desempleo acumulado. Según datos presentados por México ¿Cómo vamos?, a noviembre del 2020 tenemos -369,890 empleos generados acumulados en el año, lo que significa una tasa anual de crecimiento de -3.62%.
  3. Aumento al salario mínimo. Como lo comenté en mi anterior columna, a partir del 1 de enero del 2021, habrá un incremento del 15% al salario mínimo vigente, lo que ha ocasionado opiniones tanto positivas como negativas.
  4. Reformas fiscales. A partir del 1 de enero serán vigentes las reformas aprobadas a la Ley del Impuesto sobre la Renta, la Ley del Impuesto al Valor Agregado, la Ley Federal de Derechos y el Código Fiscal de la Federación, que tienen como principal objetivo fortalecer los mecanismos en el proceso de fiscalización.
  5. Cambios de estafeta. Recordemos que el próximo año se ejecutarán los cambios de 15 gobiernos estatales, muchos de los cuales comenzarán su gestión enfrentando presupuestos desequilibrados.
  6. Tratados Comerciales. Deberán aplicarse acciones más contundentes para fortalecer los acuerdos mercantiles del país, como T-MEC y el pacto que el Reino Unido y México firmaron para mantener el flujo comercial entre los dos países.
  7. Nueva relación con USA. Con el nombramiento del J. R. Biden, como presidente de los Estados Unidos, el Gobierno de nuestro país deberá establecer las estrategias necesarias para fortalecer su relación con quien históricamente ha sido principal socio comercial.
  8. Proyección de crecimiento. La Comisión Económica de América Latina y El Caribe (CEPAL), tienen una proyección de crecimiento del 3.7% de la economía para los países de la región. Por otro lado, la calificadora Fitch Ratings mejoró su pronóstico para México, esperando un crecimiento del 4.2% en 2021.

Con un sinfín de expectativas y cambios, la realidad es que al día de hoy, estamos cerrando un año atípico, representado por una crisis sanitaria, que trajo consigo crisis económica y social, y que estos efectos, aunados a los procesos políticos de nuestro país, representan un parteaguas para el avance o retroceso del mismo.

El mayor de estos retos, será reinventarnos, generando cambios al interior de las organizaciones, adaptándonos a nuevos mecanismos, buscando una cooperación global, realizando inversiones sostenibles en el tiempo, focalizando políticas públicas realistas y eficientemente ejecutadas, y principalmente aceptando que ya nada será como lo fue antes del 17 de marzo del 2020.

¡Feliz y próspero 2021!