Estados globalizados

Por Carlos Pfister

La reorganización que se ha llevado a cabo en las economías mundiales a lo largo de los últimos años, así como el uso de la tecnología, que es cada día más imperante, han permitido que existan más y mejores oportunidades para globalizar y dar a conocer las fortalezas de cada nación.

México no se ha quedado atrás en el curso de esta globalización, debido a que cuenta con alta variedad de recursos naturales, culturales y productivos, además de un capital humano talentoso y representativo. Lo anterior hace que una de las actividades con mayor beneficio para nuestro país sea el comercio internacional.

Con base en los reportes del Banco de México (Banxico), la balanza de pagos al tercer trimestre de 2020 registró en su cuenta corriente un superávit de 17,498 millones de dólares, lo que significa que las exportaciones han seguido su curso.

México cuenta ya con una posición entre los principales países con más movimiento en sus exportaciones e importaciones. Si cada entidad federativa hiciera uso de esta posición y estableciera estratégicamente sus acciones, lo cual se necesita hoy más que nunca, lograrían productos especializados y con valor agregado, iconos del comercio exterior.

Actualmente, estados como Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Aguascalientes, Tamaulipas y Estado de México, entre otros, lideran el sector automotriz en México, principalmente con la producción de vehículos ligeros, por lo que su infraestructura, su capacidad productiva e intelectual, podrían ser fuente para diversificar sus productos y comercializar a otros países.

En 2020 México ocupaba el sexto lugar a nivel mundial, con alrededor de 2.9 millones de vehículos fabricados y comercializados en diversos países del mundo.

Por otro lado, Michoacán, Sinaloa, Veracruz, Oaxaca, Jalisco y Sonora, representan gran parte de la producción agropecuaria. Las oportunidades que deben tomar en cuenta estos estados, primero que nada, es que sus productos son de consumo diario, que cada día son más específicas las necesidades de la población en torno a su salud y que, debido al cambio climático, diversos países con capacidades agropecuarias se verán altamente afectados.

Nuestro país se encuentra entre las primeras diez posiciones del ranking de exportadores de productos agroalimentarios; en 2020 la balanza comercial de este sector cerró con un superávit de aproximadamente 12,347 millones de dólares, gracias a que se exporta a más de 160 países.

El intercambio internacional no sólo se encuentra en las mercancías, bienes o productos, también se comercializa con servicios.

Estados como Nuevo León, Jalisco, Querétaro, Michoacán y la Ciudad de México cuentan con actividades preponderantes en este sector; sin embargo, dada la actual situación, deberán renovar sus métodos haciendo uso de la tecnología, como lo que ya se está implementando con la venta del turismo a través de streaming.

La entrada a mercados globales ya no es una limitante, las bases están puestas, las herramientas tecnológicas y comerciales están al alcance de todos. Los gobiernos estatales requieren generar sinergia con los sectores productivos y romper paradigmas para crear relaciones comerciales sólidas y duraderas hacia el exterior del país.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo