logo
/ FOTO: PRESIDENCIA/CUARTOSCURO.COM / FOTO: PRESIDENCIA/CUARTOSCURO.COM
Opinión 10/05/2021

Relación entre México y EU, amenazada por acusaciones sin fundamentos

En un momento crítico para la vida pública del país es un despropósito estar hablando de una suspicacia que no está basada en una sola prueba sólida, ya que de ser así existen los mecanismos necesarios tanto a nivel interno como internacional para salvaguardar la soberanía del país y la no intervención de otros Estados.

Lo real, lo que tenemos en este momento, es una crisis sanitaria que no ha podido ser bien atendida ni en lo referente a la salud ni en lo concerniente a la economía.

Peor aún, el país acaba de ser convulsionado con una de las tragedias más grandes, si no es la que más, que ha vivido el transporte público del país, donde la responsabilidad salpica para muchos lados. El manejo del discurso maniqueo y distractor no puede ser aceptado bajo ninguna circunstancia.

Si creemos que esta supuesta injerencia es real se debe actuar en el marco de la legalidad, entender qué es lo que sí se puede y qué es lo que no. El asumir una actitud intervencionista sólo porque existe quien simpatice con una organización que, lejos de ser golpista, ha sido crítica en el marco de la libertad de expresión, es violentar el derecho de las y los mexicanos a opinar sobre la forma en que se conduce la administración actual.

Con base en pruebas y no sólo en dichos es como se debe de probar porque, entonces sí, la relación bilateral se verá afectada por acusaciones sin fundamento que tengan como único fin generar un escenario de campaña política ante las últimas cifras que ponen al partido oficial contra las cuerdas en la preferencia del pueblo mexicano.

No son suficientes las amenazas, los golpes a la prensa y los dichos en una conferencia matutina en el que se puede sembrar la división y el odio.

Es momento de actuar desde la institucionalidad en todos los frentes, siendo enérgicos en una respuesta a un país que es nuestro principal socio comercial, pero demostrando al interior de nuestro país que los problemas se resuelven y existe un compromiso, ya que, de no ser así, estos dichos no serán vistos más que como simples cuentos que buscan evadir la terrible realidad de nuestro querido México.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**