logo
En tiempos electorales es común que incremente la violencia contra candidatos y ciudadanos / FOTO. JACOB GARCÍA /CUARTOSCURO.COMEn tiempos electorales es común que incremente la violencia contra candidatos y ciudadanos  / FOTO. JACOB GARCÍA /CUARTOSCURO.COM
Opinión 18/05/2021

Elecciones y violencia

Es común que en tiempos electorales se calienten los ánimos contaminando la discusión pública; que aumente el nivel de confrontación entre los simpatizantes de partidos, e incluso, que de vez en cuando se presenten conatos de violencia entre los equipos de las y los candidatos por colocar o quitar propaganda, o realizar eventos proselitistas.

Es una elección que se desarrolla en un contexto de gran polarización, los argumentos y propuestas han sido sustituidos, casi por completo, por la descalificación permanente y la agresión verbal, misma que ha subido de tono al grado de resultar preocupante, pues nada de esto contribuye a la paz social ni al respeto por quienes piensan distinto.

Enfrentamos unas elecciones cada vez más violentas, hasta el momento 83 políticos han perdido la vida, Abel Murrieta, candidato a la presidencia municipal de Cajeme, es la víctima más reciente. Aún se desconoce las causas del homicidio del abogado de la familia LeBarón y exprocurador de justicia en Sonora de 2004 a 2012.

El Indicador de Violencia Política de la consultora Etellekt, especializado en análisis de riesgos, sostiene que el 76% de las víctimas mortales eran opositores a los respectivos gobiernos estatales, y en 27 casos, se trataba de candidatas y candidatos que contendían a nivel municipal.

En total se reportan 563 hechos delictivos que van desde homicidios, privación ilegal de la libertad, robos y amenazas, de los cuales 120 se cometieron durante la última quincena de abril, lo que representan un incremento del 64% respecto al mismo periodo en las elecciones de 2018.

El pasado lunes balearon a un candidato a diputado local en Moroleón, Guanajuato; y en Veracruz, el candidato a la presidencia municipal de Playa Vicente, dijo que no hay condiciones para hacer campaña debido a las constantes amenazas.

Otro dato que no podemos pasar por alto, es lo señalado por el jefe del Comando Norte de Estados Unidos, el general VanHerck, entre el 30 y el 35% del territorio nacional está controlado por grupos criminales, lo que quizá pueda explicar el porque de la violencia que se vive en estas elecciones.

Las condiciones de inseguridad en que se tiene que hacer campaña en diversas regiones aumentan; riesgos que también enfrentan las y los capacitadores del Intituto Nacional Electoral (INE).

Como se ha hecho costumbre, el gobierno federal no reconoce la gravedad de la situación y por el contrario, la minimiza.

En la medida que el crimen influya en los procesos electorales los narcomunicipios seguirán existiendo, y por cada narcomunicipio pierde la democracia y el ejercicio de las libertades de la ciudadanía, de no tener acciones contundentes llegaremos a los narcoestados.

Bien lo dice el director general del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas: “La contienda electoral es un importante incentivo para que delincuentes y grupos de interés usen la violencia como mecanismo de control social que permite influir en los resultados electorales”.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**