logo
/ Foto: Axel Amézquita | Publimetro / Foto: Axel Amézquita | Publimetro
Opinión 27/05/2021

Breve diccionario de unas elecciones

Para leer con: “Race For The Prize”, de The Flaming Lips

Los diccionarios mienten: no se saben adaptar a la celebración del paso del tiempo en un momento en el que resulta ingenuo hacer una lectura lineal de la realidad.

Por eso, y como cada día es una oportunidad para votar y botarse, salvemos la ingenuidad recuperando la coherencia.

Homicidio – Invitación forzada para bajarse de la contienda.

Político – Sospechoso común, experto en disimular. Y en creérsela.

Realidad política – Acontecimiento que no se comprende, analizarlo es inútil y lamentarlo es ya, insuficiente.

Urna – Seno materno que, como todos, encarna la caja de Pandora que uno ha de merecer.

Ley – Interpretación a modo del que está arriba.

Oposición – Ilusión óptica que merece lo que vive.

Mañanera – Ejercicio paradójico, contradictorio y extraño que a la postre evidenciará que se estaba haciendo algo que se odiaba.

Promesa de campaña – Contradicción que no preocupa por su contenido político, sino por su conclusión humana.

Candidato – Interesado por definición: en la gente antes de la elección, en más poder ya en el palacio.

Fraude – Mágica operación y licencia teatral para justificar la obsesión del partido.

Polarizar – Llegar tarde al sustancial mandato del pueblo que es mantenerlo cohesionado, por encima de las circunstancias.

Estadística – Disciplina que transforma los problemas inmanejables en cifras graficables y olvidables.

Propuesta – Colmo de lugares comunes que por añejo, ya no importa a nadie. Liberación de intenciones y acto de morosidad y deuda con la gente.

Funcionario – Persona con una coartada para justificar su escasa originalidad: cumplir una función. Y ya.

Democracia – Ilusión encargada de disfrazar lo que sea que nombre la actual forma de gobierno.

Voto – Objeto del deseo por el cual, partidos y candidatos hacen lo indecible con tal de parecer cercanos, siempre y cuando sean tiempos electorales.

Crítica – Ejercicio en calidad de desaparición, no por gusto, menos por convicción.

Ignorancia – Capacidad para creer, divulgar y convencer por obra de arrogancia.

Encuesta – Espejo que recuerda que nada existe como aparece.

Presidente – La persona que más sabe cómo funciona el poder, pero ¿alguien sabe cómo funciona el presidente?

Indiferencia – Subcultura, resultado del hartazgo y del cinismo. Nuevo capital sobre el que la ironía viste los búnkers de campaña.

Político – Al que le importa lo que a nadie le importa y aparenta importarle lo tuyo, más que a nadie.

Mayoría calificada – Mina de oro que se convierte en sentido del deber. Nuevo retrato del carro completo.

Prensa – Enemigo que dice lo que ve y al que hay que silenciar para que la gobernabilidad perdure, tranquila, cual debe.

Discurso – Costumbre en la que se finge hablar de algo novedoso y en la que se disimula escuchar algo creíble. Al final, no hay cómo parar de aplaudir.

Coalición – Experimento preocupado por dotar de credibilidad un mamotreto pensado para pegar a los otros.

Elegir – Quedarse con “el bueno” por descarte, en el mejor de los casos. Y aún así, salir perdiendo.

Abstencionismo – Navegar por ausencia y quejarse en presencia.

Elección popular – Señuelo periódico para mantener la ilusión de orden y progreso en aras de quienes resulten ganadores y a costa de las urgencias locales, estatales y nacionales.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**