logo
/ FOTO: ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO.COM / FOTO: ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO.COM
Opinión 08/06/2021

Elecciones del 6 de junio y participación histórica

En cuanto a la organización es fundamental el trabajo de las instituciones que hemos construido a lo largo de mucho tiempo. Si bien es cierto hoy se pone en entredicho su legitimidad por quienes buscan pasar por encima de la ley con la única finalidad de mantener el poder, tanto el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación han actuado apegados a derecho con resoluciones que demuestran su autonomía.

Es preciso resaltar que la peculiaridad de estas elecciones fue en el marco de una pandemia que afectaba procesos que en otros comicios se daban de forma natural, es por ello que la organización en este momento es plausible y atendible gracias a la participación de la ciudadanía que, hoy más que nunca, sabía que debían ser el vehículo de garantía para evitar conductas ilícitas que pusieran en duda los resultados electorales.

Los resultados de una elección intermedia son el mensaje claro de una sociedad que sabe que los políticos que los representamos debemos tener la capacidad de negociación.

Como si se tratara de una instrucción, las y los ciudadanos salieron a votar pidiendo acuerdos no imposiciones, leyes bien hechas y no decretos absurdos, diálogo y no confrontación.

La organización adecuada, sin incidentes y con una participación de elecciones intermedias que supera a cualquiera otra de su tipo, nos habla de que permea una cultura política diferente que, sin duda, a la brevedad exigirá resultados diferentes.

Hoy las mayorías no son aplastantes y, por ello, debemos saber construir con inteligencia y escuchando a todas las voces que se han dejado fuera.

Estas elecciones son una calificación de lo que se ha hecho y se ha cumplido de lo prometido en 2018 y muchos electores alzaron la voz para mostrar un descontento palpable que sólo puede ser retratado en las urnas.

Los incidentes lamentables de propaganda vedada a través de figuras públicas mancha a una sociedad que siempre se ha comportado a la altura y que se había alejado de dádivas y presiones externas.

Por ello, después de un proceso y una jornada ejemplar, necesitamos sanciones fuertes en caso de delitos y una calificación electoral clara que no deje lugar a dudas que las y los mexicanos han salvado la democracia.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**