logo
/ Foto: Nicolás Corte/Publimetro / Foto: Nicolás Corte/Publimetro
Opinión 06/07/2021

La vida en carne y hueso: #JusticiaParaLuisyParaOctavio

Hace una semana (médicos) Luis Fernando Montes De Oca Armas, estudiante de servicio social de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), fue asesinado junto con el para médico Octavio Chabelo Romero, presuntamente por un grupo del crimen organizado en Zacatecas.

Ambos fueron encontrados en una ambulancia sin vida y con impactos de armas en sus cuerpos, habían salido a dejar un paciente, pero la violencia los alcanzó.

Bajo el hashtag #JusticaParaLuis, médicos pasantes solicitaron esclarecer los hechos, mayor protección, seguridad, reconocimiento a su labor y mejorar el sistema de Servicio Social médico en México.

De acuerdo con algunos medios de comunicación, en los últimos años se ha registrado el asesinato de al menos 10 pasantes de medicina, mientras que 300 estudiantes han renunciado a sus servicios sociales debido a las condiciones de inseguridad y violencia que se viven en el país.

El doctor Andrés Quintero, vocero de la Asamblea de Médicos Pasantes, ha señalado que la problemática que representa la inseguridad para los médicos pasantes no es un problema nuevo, sino que se llevan años con la misma situación.

Señala que el problema comienza cuando no se les brinda la seguridad mínima ni vivienda, pues muchos médicos viven y trabajan en los mismos centros de salud, esto debido a que por regulación oficial se determina que el último año de la carrera los profesionales de la salud deben estar un año completo en una comunidad rural.

“Los médicos pasantes no podemos decir que no al servicio social, si nos queremos graduar, es necesario hacer un año de servicio. Debería de haber mayor atención de las universidades, en muchas ocasiones se denuncian amenazas y situaciones de peligro, pero son minimizadas por éstas.

“No existe ningún vínculo entre las universidades y la autoridad de salud para garantizar su seguridad. Necesitamos un sistema de denuncia que dé seguimiento a las denuncias por tres partes: Seguridad Pública, la Secretaría de Salud y las mismas Universidades”, sostuvo el vocero.

En México ser médico es cada día más peligroso, cada año muere en el país, al menos, un médico pasante por la violencia causada por el crimen organizado, según la Asamblea de Médicos Pasantes.

Ser doctor y doctora es una de las profesiones más nobles, en el país se necesitan miles de médicos para atender el sistema de salud, tal como se pudo observar ante la pandemia mundial de Covid-19.

Un médico no puede perder la vida salvando vidas, es un crimen y un horror que tiene y debe ser atendido por las universidades, los tres órdenes gobierno, las instituciones de Salud, y el Poder Legislativo.

No podemos quedarnos como espectadores, cuando en México lo que hace falta son médicos, debemos garantizarles un desarrollo profesional seguro, remunerado y con respeto a sus derechos.

El Servicio Social médico no puede, ni debe seguir siendo sinónimo de riesgo, muerte y martirio.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**