logo
 /
Opinión 11/07/2021

¿Cuándo habrá un muscle car eléctrico?

Sí, así como lo oye. El cambio de los motores V8, transmisiones manuales y tanques de gasolina que le daban unos 400 kilómetros antes de volver a repostar, tracción trasera, todos elementos clásicos de un muscle car norteamericano.

Nacidos a mediados de los años sesentas, ya ven el cambio tecnológico en un paquete de baterías que bien podrán llegar a los 800 kilómetros -al día de hoy- y tendrán motores en el eje trasero –tracción trasera–; podrían ser más motores en el eje trasero, o motores eléctricos en los ejes delanteros y traseros, haciéndolos con tracción en las cuatro ruedas, sin caja de velocidades y más veloces en su misión de hacer el menor tiempo en el cuarto de milla.

Eso es sólo uno de los ángulos que presentó Stellantis, la fusión entre los gigantes FCA y PSA-Peugeot-Citroën, en su día eléctrico donde históricamente presentaron el futuro de cada una de sus marcas, desde Opel hasta los vehículos de trabajo RAM, pasando por Alfa-Romeo y Fiat; hasta los mismos Peugeot, la aventura verde de los Jeep y, como le cito, los Dodge.

El negocio que se presentó es redondo, basado en tres plataformas eléctricas que se pueden adaptar desde pick-up o unidades de reparto, hasta un Jeep de dos puertas o un deportivo. Con estas tres fórmulas en tamaño, también hay varias tecnologías en baterías que van de 500 a 800 kilómetros de rango.

La corporación podrá ofrecer productos adaptados a los valores de cada una de sus marcas a consumidores con distintas necesidades, desde un auto citadino al precio de uno de gasolina en algunos años; un Jeep con manejo autónomo –pues va “junto con pegado” en los eléctricos– en terrenos fuera de camino; o, camionetas familiares que prácticamente no sufrirán por viajes en carretera.

El plan también es el nuevo negocio del reciclaje de materiales y baterías en su consumo masivo, reacondicionamiento y uso de movilidad personal y de mercancías; esto suena a realidad en el futuro cercano y a consolidación en la segunda parte de este siglo. Sin duda fue una histórica conferencia de prensa donde participaron todos los presidentes de las marcas y el CEO de Stellantis, quien es ya una leyenda en las empresas automotrices: Carlos Tavares.

En realidad, declaraciones, ideas, operaciones, tecnologías y números de rentabilidad, todo bien planteado para el nuevo futuro.
Espere una RAM, los Dodge, Jeep, Opel, Fiat-Abarth, Peugeot, Alfa-Romeo, Chrysler y sus demás marcas con familias 100% eléctricas, estrategias de cargadores rápidos en carreteras, ciudades y fuera de camino, clientes satisfechos en desempeño, uso de vehículos y con gran sentimiento de cuidado por el medio ambiente.

El negocio no para ahí, pues el mismo conglomerado presentará la siguiente generación de software para sus vehículos con lo que podrá tenerlos 100% conectados, el usuario recibirá actualizaciones vía la nube, mejorar la experiencia de manejo, elevar la seguridad como nunca y sueñe, pues seguramente nos sorprenderán con servicios que ni siquiera imaginamos hoy en día, todo ello para antes de fin de año.

Todo es una realidad, pero no sólo de lo más importante de la industria, el producto, sino –además de meterle toda la emoción a los diseños– la incógnita de si será rentable la era eléctrica se empieza a borrar; o que si el usuario se adaptará y elimina el miedo al rango; o, si los precios bajarán, todo eso empieza a cuadrar con un gran mercado masivo.

Son 30 mil millones de euros lo que invertirá la corporación en estas tecnologías de aquí a mitad de la década, lo que se une a inversiones de los grupos más grandes del mundo de las últimas semanas, aunado a cambios de eslogan corporativo, logos de las armadoras, etcétera; la industria está decidida a esta nueva movilidad pues lo que dejó ver Stellantis es el futuro de su negocio.

Como entusiasta me encantaría tener el muscle car a gasolina y el eléctrico en el garaje, no para competir, sino para tener ambas experiencias; pero la idea de no tener emisiones también conquista para el día a día. ¿Cuándo evaluará su primera compra electrificada?

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**