logo
 /
Opinión 12/07/2021

Caso de Martín López Obrador se debe apegar a la ley

A finales de la semana pasada, el periodista Carlos Loret de Mola, en el medio de comunicación “Latinus” dio a conocer un video en donde aparece Martín Jesús López Obrador (Martinazo), hermano del hoy presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, recibiendo dinero de David León Romero, exfuncionario federal de este gobierno. Asimismo, en agosto de 2020, por el mismo medio se difundieron dos videos y un audio, con entregas de dinero de parte de la misma persona, pero a Pío Lorenzo López Obrador.

Al respecto, el titular del ejecutivo federal, señaló, esencialmente, que tiene su conciencia tranquila; que dichas entregas de dinero corresponden a aportaciones del pueblo para Morena, que se utilizaban para la gasolina, el apoyo de quienes trabajaban en el movimiento, así como que los videos se difunden para perjudicar a su Gobierno, y que forman parte de una campaña negra de sus adversarios.

También expresó que si existen pruebas se debe denunciar, con la finalidad de que la autoridad competente resuelva si hay o no un delito, destacando que, si los integrantes de su familia cometen un acto de corrupción, deben ser juzgados.

En mi consideración, destaco que vivimos en un estado de derecho, en donde, la Constitución Federal y las leyes que de ella emanan, deben respetarse sin distinción de personas; por lo que, si las conductas que se aprecian en dichos videos, pudieran considerarse ilícitas, las autoridades competentes deben actuar en consecuencia y, en su caso, hacer las investigaciones correspondientes y determinar si existe o no responsabilidad de las personas involucradas, atendiendo estrictamente, al principio de presunción de inocencia y las etapas procedimentales establecidas en los marcos normativos aplicables.

De ahí que, la afectación a la credibilidad del hoy presidente, depende en mucho de que no exista impunidad en ningún caso.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**