logo
/ Foto: Pixabay / Foto: Pixabay
Opinión 28/07/2021

Cuerpo de luz

El nuevo ciclo marcado por el año nuevo maya hace hincapié en que este es un tiempo propicio para cuidar del cuerpo, pues el año de la semilla está relacionado con la tierra y el mundo físico. Y qué mayor mensaje queremos que lo que hemos vivido el reto que representa la actual pandemia. Estamos ante una estupenda oportunidad de reconectar con la sabiduría del cuerpo, que está sustentada en la inteligencia más elevada que puede existir: la biológica.

Le invito a establecer una agenda para el cuidado de su cuerpo de aquí al resto del año. ¡Es su traje espacial! Y como tal, debe cuidarlo con esmero para poder seguir aprendiendo en esta escuela que ofrece la Tierra, y disfrutar plenamente de los sentidos físicos. Aquí una propuesta para concretar acciones prácticas que cuiden de su avatar: dedíquese un mes a cuidar de cada sentido.

Olfato: aprecie lo importante que es poder oler, pues es nuestro sentido de orientación, busque nuevas fragancias, aprecie las diferentes notas de un aroma u otro, inhale profundo, agradezca por este sentido, cuide su sistema respiratorio, consulte a su médico para saber qué suplementos, prácticas y alimentos lo fortalecen, haga ejercicio para fortalecer sus pulmones, abrace la vida, pues los pulmones son el asiento de la tristeza, y mientras más poderosa sea su respiración, más alegría y energía vital tendrá.

Gusto: coma despacio, mastique al menos 52 veces cada bocado, recuerde cómo paladear cada tipo de sabor, incorpore más alimentos a su dieta, incluya diversidad comiendo alimentos amargos, dulces, ácidos, astringentes, salados. Entrénese a comer de todo un poco, en equilibrio, principalmente devolviéndole al gusto la capacidad de distinguir sabores naturales.

Y de vez en cuando, dése un gusto culposo, disfrutándolo conscientemente, para que no tenga necesidad de generar una adicción. Agradezca por la delicia de este sentido, acuda al dentista, cuide su boca, su lengua, tenga buenos hábitos de higiene. Cuide su estómago y sistema digestivo, depúrese de vez en cuando, revise su hígado, páncreas, vesícula, véales sonrientes y brillantes. Muchas enfermedades comienzan en tracto intestinal.

Tacto: agradezca a su órgano más grande, la piel, por las sensaciones, por todo aquello que la eriza, por las caricias, por la capacidad de sentir lo áspero, lo rugoso, lo liso, lo caliente, lo frío. Haga conciencia de la importancia de este sentido, y cuando tenga la oportunidad de tocar o abrazar a quienes ama, hágalo con total presencia, no escatime.

Hay terapias basadas en el abrazo que han demostrado ser altamente benéficas para curar enfermedades. Acaricie su cuerpo con ternura, dese masajes, utilice productos que cuiden su piel.

Oído: escuche con atención a los demás, enfóquese en lo que está oyendo, ponga toda su atención, si es música, compenétrese con esta y trate de identificar cómo cada sonido vibra en usted. Cuide sus oídos, acuda al especialista, de vez en cuando es bueno revisar que todo esté bien, masajee sus orejas antes de dormir, agradezca por todo cuanto ha aprendido por medio de este sentido. Si es usted una persona que sabe escucharse y escuchar, raramente perderá el oído cuando sea viejo.

Vista: mírese al espejo y cache la luz de su mirada, agradezca por este poderoso sentido, observe qué dicen sus ojos, y acéptelo con amor. Mueva sus ojos cerrados por la noche para fortalecer los músculos oculares, imaginese con una vista poderosa que alcanza a ver más allá de la luna.

Recuerde lo más hermoso que ha visto, y también lo peor, para que comprenda que la vida contiene todas las posibilidades, y dé gracias por el don de ver más allá de lo evidente.

Reconectar con el cuerpo es más espiritual de lo que se pudiera pensar, pues es una manera de comunicarse con la inteligencia de la vida. Este es un estupendo año para aprender a amarnos de nuevas maneras. ¡gracias a la vida por el cuerpo.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**