logo
/ Foto: Facebook Morat  / Foto: Facebook Morat
Opinión 29/07/2021

Equilibrio musical

Morat llega desde Colombia con su tercer álbum de estudio, lo que les permite experimentar la tan ansiada evolución musical y profesional que todo artista busca para su carrera.

“Es nuestro tercer disco, y sin duda se fue transformando y fue cambiando a lo largo del último año y medio porque era imposible que un álbum fuera indiferente a la situación que vivimos, así que ¿A dónde vamos?, es un disco del que además su nombre proviene de tres lugares muy importantes, el primero es la misma pregunta de a dónde vamos y es una pregunta que llevamos haciéndonos toda la vida y en el último año ha sido mucho más recurrente.

“Luego un segundo lugar es preguntarse a dónde vamos nosotros con nuestra música, con la estética de la banda y su discurso y pensando que ya ha pasado un buen tiempo desde que arrancó la banda por lo que siempre se piensa en evolución, y por eso nos cuestionamos hacia donde va Morat también. Y la tercera, es a dónde vamos literalmente, de buscar esos países que estarán incluidos en la gira con la que llevemos nuestra música al mundo.”

Cuestionarse a dónde ir, no es una tarea sencilla, pero lo más importante es que a través de la música es que puedan descubrir la respuesta a aquellas interrogantes que puedan tener.

Sin embargo, no es un secreto que las canciones hablan por nosotros y también expresan lo que muchas veces nos cuesta decir, por ello, es que la música está en constante dinamismo y en constante evolución, pues los discursos de las sociedades cambian y el arte debe adaptarse a ellos para así aliviar las penas.

“Nosotros ya teníamos un par de canciones, pero lo cierto es que este álbum mutó de forma muy importante en la pandemia, entonces si es cierto que hay canciones que compusimos hace mucho tiempo y por lo tanto el mensaje de ellas, tenía que cambiar, y que las canciones pudieran distraer a la gente, pero sin dejar pensar en la situación del mundo, que no nos fuera ajena.”

Ahora, ya asentados en esta evolución, es como Morat se prepara para reencontrarse con aquellos escenarios que con euforia aguardan por verlos en vivo. Y este reencuentro, pinta para ser uno de los más emotivos para la agrupación colombiana, ya que no sólo implica mirar de frente a la música, sino que trae consigo un sinfín de abrazos al alma por volver a trabajar juntos, por volver a convivir con su staff, y sobre todo, por ver las sonrisas de aquellas personas que han estado al pie del cañón persiguiendo sus carreras.

“Va a ser una locura porque no solo es reencontranos con los fans, sino que es volver a trabajar con nuestro equipo y ver a muchos amigos y yo creo que el verano acá en España, es una maravilla, así que nos sentimos muy afortunados de poder compartirlo entre nosotros y con la gente que nos ama.”

La maravilla de la música y los reencuentros que esta provoca, es que los sueños de Morat están por los cielos, pues estos cuatro chicos ven a este arte de crear y componer, como una oportunidad de pasarla bien con un amigo y disfrutar de ese entrañable momento que hará de una canción, un acorde o un álbum entero, algo aún más mágico.

“Yo creo que hemos tenido la grandísima fortuna de tener 4 artistas colaborando, los cuales nos emocionan muchísimo. Las colaboraciones que tenemos se convirtieron en hacer una canción con amigos, pero al final de cuentas es cumplir un sueño, cada colaboración del disco tiene un porqué y nos llenan de alegría.”

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**