Opinión

Tiempo justo contra el cambio climático

Ante temas de relevancia internacional, con implicaciones económicas, políticas y sociales, como el calentamiento global, es imposible no escuchar posiciones extremas. El peligro de estas visiones polarizadas es que nos limitan y no nos permiten ver qué podemos hacer para generar una posible solución.

En el caso del cambio climático tenemos el tiempo justo para proteger a nuestro planeta. Aunque necesitamos que toda la comunidad ignore los bandos, divisiones, se una y haga lo que le sea posible desde su trinchera.

Sobre este tema hay tres grandes grupos enemigos del activismo. Uno: los que niegan su existencia. Dos: quienes lo reconocen pero no hacen nada. Y tres: quienes lo ven como una catástrofe irreversible, una especie de apocalipsis inminente.

Las señales en el planeta son variadas. Olas de calor extremo, incendios fuera de control, lluvias e inundaciones. En México ya advierten de un colapso que podría darse en los próximos 20 años.

Desde finales del siglo XIX ya había científicos que alertaban de gases que podrían modificar el clima. Años después, el cuidado del medio ambiente fue incluido como uno de los valores más importantes de las sociedades llamadas post industriales o modernas.

Por décadas supimos de los riesgos y poco hicimos por revertirlos. La cultura cívica se concentró más en las relaciones de sana convivencia entre humanos, pero no de las personas con su medio ambiente; ahora es urgente darle el justo valor y cuidar, por ejemplo, la forma y el tipo de energía que consumimos.

Expertos del Panel en Cambio Climático de la ONU crearon un Altas Interactivo en el que se estima que hacia el año 2040 la temperatura en México incrementará 1.5 grados, que implicaría sequías extremas, ciclones o lluvias más intensas.

La realidad ya nos alcanzó. Como ciudadanos podemos hacer mucho por impulsar una ecología de la seguridad, con acciones cotidianas que ayuden a reducir el consumo de energía o la emisión de gases de efecto invernadero.

Hoy, la cultura cívica implica más que la relación con nuestros vecinos. La protección de los animales y las acciones para reducir la contaminación son parte de ella, como utilizar solo la energía necesaria, apagar las luces que no se usen, cambiar focos viejos por unos de LED o de bajo consumo, desconectar aparatos electrónicos y eliminar recipientes de un solo uso.

Para que todas las personas estemos bien, es necesario que no sólo procuremos nuestra salud, la economía, nuestra propia protección, sino todo nuestro entorno.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, impulsó el Programa Ambiental y de Cambio Climático, que tiene como objetivo reducir 10% de las emisiones de carbono para el 2024.

Es momento de actuar. Seamos verdaderos líderes, invitemos a toda nuestra comunidad a que deje las opiniones divididas y se una. Todas y todos somos responsables de proteger a nuestro planeta.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos