logo
/ Foto: Paola Hidalgo | Cuaetoscuro  / Foto: Paola Hidalgo | Cuaetoscuro
Opinión 01/09/2021

De todas formas

En este mes que comienza, se conmemora el día de la muerte de Agnes Gonxha Bojaxhiu, mejor conocida como la Madre Teresa de Calcuta, quien dejó este mundo un día 5 de septiembre de 1997.

La obra de la Madre Teresa es ampliamente conocida por todas partes, pero vale mucho la pena adentrarse en comprender el impacto que la vida de alguien como ella tiene en el mundo, puesto que, a menudo, se comete el tremendo error de confundir la incalculable capacidad de bondad que pueden tener las personas, con debilidad o falta de carácter.

Personajes como la Madre Teresa, suelen tener misiones muy específicas con una fuerza incalculable detrás. Lejos de ser obras simplemente caritativas o filantrópicas, son muestras más que claras de las altas notas de acción que podemos alcanzar los seres humanos, si despertamos lo suficiente.

Obviamente, vidas como la de ella, y las de quienes han sido santificados, o de quienes rebasaron el tiempo y el espacio para poder generar cambios sustanciales en el destino humano, son emblemas polares, es decir que, si bien no todos tenemos como misión esa entrega total, sí que podemos ver hasta dónde podríamos llegar, pasando por todos los tonos, si así nos lo proponemos; y esto es: ¡mucho ojo!

Hacia arriba y hacia abajo. ¿Qué de débil, frágil o blando puede tener un destino como el de Agnes? Muy poco, y todo lo contrario, pues ir a contracorriente con la bandera de la bondad, la misericordia y la generosidad, es lo más difícil en un mundo que parece haber olvidado cómo amar.

Por eso, no cometa la garrafal equivocación jamás, de abusar de quienes le han tendido la mano, de quienes han estado en las malas, o de quienes le han abierto un espacio en su vida, otorgado un lugar en su mesa, y un abrigo bajo su techo, mientras usted estaba buscando refugio.

En una u otra forma, en mayor o menor medida y proporción, todos hemos sido como la Madre Teresa para alguien, o hemos tenido a alguien así en nuestra vida. Si lo hacemos conscientemente tiene mucho más mérito elegir las notas altas de nuestro comportamiento y acciones para con los demás, porque así no faltará quien nos eche un lazo cuando más lo necesitemos.

Procure siempre reconocer, agradecer y exaltar a todos los benefactores de su existencia. Le dejo un hermoso pensamiento de la Madre Teresa de Calcuta que representa muy bien la huella que dejó en la Tierra.

“A menudo la gente es irrazonable, ilógica y egocéntrica. Perdónalos de todas formas. Si eres amable, la gente puede acusarte de egoísta o de tener segundas intenciones. Sé amable de todas formas. Si eres exitoso, ganarás algunos falsos amigos y algunos verdaderos enemigos. Ten éxito de todas formas. Si eres honesto y franco, la gente puede engañarte.

“Sé honesto y franco de todas formas. Lo que tardas años en construir, alguien puede destruirlo en un instante. Construye de todas formas. Si encuentras serenidad y felicidad, pueden tener celos. Sé feliz de todas formas.

“El bien que haces hoy, a menudo será olvidado mañana. Haz el bien de todas formas. Da al mundo lo mejor que tienes y puede que jamás sea suficiente. Da al mundo lo mejor que tengas, de todas formas. Verás, el análisis final es entre tú y Dios; nunca será entre tú y ellos, de todas formas”. AMÉN.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**