Opinión

Inicio del otoño

Estamos iniciando el otoño y, como toda estación del año, se marcan ciclos para renovarse. Así que, si así lo intencionamos, esta nueva estación puede ser un increíble primer día del resto de nuestras vidas. 

Tenemos que estar muy alertas y con los ojos bien abiertos, despiertos a la vida y a sus interminables oportunidades. Recordemos siempre que la vida es nuestra, ¡totalmente nuestra! Por eso tenemos que tomarla entre las manos para hacer de ella una obra de arte, pues, así como el arte es libre, ilimitado, lleno de expresión creativa, ¡nuestras vidas también lo son! 

La Era tecnológica que estamos viviendo permite que el mundo entero se vuelva accesible y que la comunicación entre los seres humanos de todos los países y culturas sea posible. Con eso comienza a realizarse de alguna forma la vieja utopía de que las barreras que nos separan se vayan disolviendo. 

La gran virtud de que la comunicación esté al alcance de la mano, es la oportunidad de conocer otras maneras de pensar, de vivir y de ser, para integrar cuantas combinaciones se puedan, pues esto nos impulsa a imaginar, envisionar y querer nuevos y mejores horizontes. 

A veces no tenemos idea de cuánto nos gusta algo hasta que no lo vemos posible en alguien más. Así que ahora que contamos con muchos medios y herramientas, ¡utilicémoslos para labrar nuestro destino! Imagine si dedica un poco de su tiempo a buscar información de aquello que le apasiona hacer, de eso que le hace latir el corazón, y que lo conecta con lo más genuino y apasionado de usted. 

Conocer qué personas disfrutan de lo mismo, cómo, en dónde y con qué, cómo le hicieron y cómo lograron materializar un sueño, puede encender la chispa que abra su visión hacia un sueño posible. Busque su propia fuente de inspiración, valide todo en su interior, y por sobre todas las cosas ¡crea en usted! 

Nadie va a hacer lo que usted no hace por usted, ni a soñar, querer, accionar y generar lo que usted quiere para sí. ¡Y nadie tiene el deber de hacerlo! Todo comienza con un propósito, y con sus ganas de lograrlo. Si en verdad lo desea con todo su Ser ¡llegará! 

Pero es una ruta de dos direcciones: tanto usted se mueve a lo que desea, como lo que desea se moverá a usted. Nunca nada nos pasa por suerte ni porque no se corresponda con lo que nosotros le damos a la vida. 

Todos estamos labrando nuestro camino en el día a día con nuestros pensamientos, emociones, palabras, acciones, y decisiones. Si usted mantiene sus pensamientos elevados hacia lo mejor de la vida, y hacia lo mejor de usted mismo, eso es lo que regirá la construcción de su obra de arte. 

Por favor recuerde que todo mundo está viviendo lo que desea vivir, así que usted tiene que buscar vivir en su propia película: usted es su propio director de arte. 

No viva el sueño de nadie más, compártalo si le gusta y tome el ejemplo de lo que le inspire, pero recuerde que ¡ese no es su sueño! Usted ocúpese de su camino y de construirlo de tal manera que al final de su recorrido por este hermoso mundo, pueda sentirse profundamente orgulloso de su obra maestra.   

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos