España vuelve a decir “lo mismo”

El gran vencedor, a pesar de la aritmética parlamentaria que se ha de producir en los próximos días para alcanzar la mayoría en el Congreso, es Mariano Rajoy.

España vuelve a decir “lo mismo”

España ha vuelto a hablar y prácticamente ha dicho lo mismo que había expresado el pasado mes de diciembre. De nuevo, gana el Partido Popular, aunque ha aumentado en número de diputados y el Partido Socialista se mantiene como segunda fuerza política a nivel nacional posicionándose por encima de Unidos Podemos, quien se avistaba como la gran promesa y revelación.

Sin embargo, la coalición de Pablo Iglesias, de Podemos, y Alberto Garzón, de Izquierda Unida, no ha conseguido enamorar a más número de votantes que en diciembre por lo que dijeron que estos resultados no son buenos para ellos ni para España.

El gran vencedor, a pesar de la aritmética parlamentaria que se ha de producir en los próximos días para alcanzar la mayoría en el Congreso (176 escaños), es Mariano Rajoy y los populares que prácticamente obtuvieron la victoria en la mayoría de provincias españolas excepto en Cataluña, País Vasco y tres provincias andaluzas (Huelva, Córdoba y Jaén) . De nuevo es la fuerza más votada por los españoles y veremos si el gallego ahora sí se postula ante el rey Felipe VI como candidato a formar Gobierno aunque aún no tenga la mayoría absoluta para hacerlo.

Por su parte, Ciudadanos, de Albert Rivera, sale dañado de estos comicios probablemente por haber tendido la mano al socialista Pedro Sánchez el pasado mes de enero. Esto se tradujo ayer con el trasvase de votos “naranjas” hacia los populares.

En el lado opuesto, el bloque “antiRajoy” del PSOE y Unidos Podemos, tampoco sumarían los escaños suficientes para llegar a La Moncloa. Además hay que señalar que la relación entre estos partidos de izquierdas está bastante dañada por los ataques en campaña y la negociación fallida en la formación del anterior Ejecutivo a principios de año.

Este lunes España se despierta con poca claridad sobre el futuro del Gobierno nacional a pesar de que queda más que evidente la victoria y la mejora de los datos de Mariano Rajoy en la elecciones generales celebradas este domingo. La sumatoria más fácil, además de Partido Popular y Ciudadanos (169 escaños) para avanzar en la estabilidad de España es PP y PSOE (222 diputados) aunque se presta complicada por los egos partidarios.