Imaginen a John hace 36 años

El asesinato de Lennon me pareció algo impersonal; días después ya estaba elaborando mi propio duelo

Imaginen a John hace 36 años

Recuerdo justo haber empezado a trabajar en radio cuando me tocó dar la triste noticia del asesinato de Lennon. En ese momento me pareció algo impersonal. Al día siguiente sabía que algo muy grave había pasado. Unos días después ya estaba elaborando mi propio duelo. Justo en este momento están de nuevo en el tintero internacional los rockeros. A Bob Dylan le conceden el Premio Nobel de Literatura, al cual había estado ya varias veces postulado. No sabíamos si lo aceptaría o no. Es difícil resistirse a un millón de dólares. Así que aceptó, pero NO asistió a la ceremonia. En su representación mandó a la también poeta y rockera Patti Smith. Él escribió un discurso que será leído en voz alta y papas. Así no se ve menos contestatario, pero tampoco lo calificarán de tarugo al desdeñar semejante cantidad. ¡¡¡Vénganos tu reino con la chiva!!!

Haciendo un recuento de los daños: John Winston Lennon falleció el 8 de diciembre de 1980 tras recibir cinco balazos por parte de Mark David Chapman, fanático que horas antes había hecho autografiar el álbum Double Fantasy (1980), última producción de Lennon en colaboración con su esposa, Yoko Ono. Hace poco le negaron la libertad condicional por novena ocasión. Aunque, por otro lado, probablemente no sea lo más seguro y saludable para él, porque muchísimos fanáticos lo amenazaron y como quien dice “la trae jurada”. Yoko ha declarado: “temo que traería de vuelta la pesadilla, el caos y la confusión. Ni yo, ni los dos hijos de John, nos volveríamos a sentir seguros durante el resto de nuestras vidas”. Ahora bien, ¿qué hizo poco antes de su final? Paul McCartney y John Lennon se vieron por última vez el 24 de abril de 1976, cuatro años antes de la muerte de Lennon. Ese día Paul visitó a John en su departamento de Nueva York. Incluso vieron Saturday Night Live, donde estaban invitados, pero al que decidieron no asistir. Como dijera Juanga: ¿pero qué necesidad? Ya eran LA LEYENDA.

La última foto de John Lennon fue precisamente con su asesino, Mark David Chapman. Fue tomada horas antes de su muerte, cuando autografió el álbum de este fanático del libro el Guardián en el Centeno que terminó con su vida. Aún así, se dice que un fotógrafo logró meterse de incógnito en la morgue y logró fotografiar el cuerpo inerte del músico. Y eso que no había redes pa correrla como reguero de pólvora. La noticia de la muerte de John Lennon fue dada a conocer por el narrador Howard Cosselldurante el Monday Night Football, que transmitía el juego entre los New England Patriots y los Miami Dolphins. Cosell hizo el anuncio cuando la estrella de los Patriots, John Smith, estaba tratando de patear un balón importante. Smith no logró concretar la jugada. Claro, quién diablos se concentra después de una noticia como esa. Bueno, nuestra selección de futbol ni con esa ni con ninguna otra noticia. Esa mañana, Annie Leibovitz fotografió a Lennon desnudo junto a su esposa Yoko Ono para la portada de Rolling Stone; ya que justo estaban promoviendo el álbum Double Fantasy. Leibovitz es la fotógrafa más maciza de personajes del rock. En su duelo comentó que la instantánea fue tomada en un sólo intento y logró la aprobación de los tres. Y claro, poco se trataba de tenerlos en canicas dos horas frente a la lente, esos cuerpecito ya ni con Photoshop. Pero justo esa era la belleza de la toma. La foto fue usada para la portada de la revista que salió a la venta el 22 de junio de 1981. La verdad es que Lennon fue declarado oficialmente muerto al llegar al hospital Roosevelt, pero eso no detuvo a los médicos. Trataron de reanimarlo y salvarlo por más de 20 minutos. Qué diferencia cuando uno lo llevan aquí en México a un hospital y en urgencias de una vez mejor le expiden su certificado de defunción ante la escasez de camillas. Chapman fue arrestado minutos después de disparar a Lennon. Cuando le preguntaron los motivos que lo llevaron a matarlo, él contestó que se debía a que “era muy famoso”. Chapman también reveló que había considerado la posibilidad de disparar a Walter Cronkite o Marlon Brando. Por esta declaración podríamos pensar que sólo buscaba notoriedad; sin embargo, hay otras declaraciones que confunden, ya que decía ser el verdadero John Lennon, que no podían existir dos y por eso tenía que terminar con el “otro”, con el farsante. Y para evitarse asuntos estilo Selena o broncas de familia como Michael Jackson.

Lo chido

• Cuando Yoko conoció a Lennon, no sabía que era un Beatle. El primer encuentro fue el 9 de noviembre de 1966, durante una exposición de la artista japonesa en la Gallery de Londres. Lo que más marcó al cantante de la exhibición del arte abstracto de Yoko, fue “una escalera que terminaba en el techo, donde había colgado un catalejo. Subí por la escalera, tomé el catalejo y había algo escrito con letra minúscula. Sólo ponía ‘sí’”. Ese sí, impresionó de manera positiva al músico y decidió quedarse en la galería.

• Muchos creen que Lennon fue el que incentivó a los Beatles a fumar marihuana, la verdad es que el responsable fue Bob Dylan. El 28 de agosto de 1964, según lo testifica el libro The Love You Make, de Peter Brown, asistente de Brian Epstein, el cuarteto y Dylan, se conocieron en un hotel de Nueva York.

• En esta ocasión Dylan pidió unos tragos y le ofreció a la banda fumar mois, a lo que Lennon respondió que “nunca había probado la hierba”. Dylan, sorprendido, le preguntó: “Si nunca fumaste, ¿cómo escribiste esa canción que dice “and when I touch you I get high, O get hight?” refiriéndose a la canción I Wanna Hold your Hand y a la expresión “colocarse” en inglés. Lennon le dijo: “No, Bob: la letra dice ‘I cant hide, I cant hide’…” Luego, Dylan le pasó el cigarro de marihuana a John, y éste, a su vez, se lo pasó a Ringo argumentando que era “su probador oficial”. El baterista lo prendió y como no sabía que debía hacerlo circular al resto, se lo fumó todo.

LO QUE CALIENTA

Treinta años después de haber cometido el asesinato, Chapman admitió por primera vez que estaba arrepentido de lo que hizo, a principios de agosto de 2010 a la junta de libertad condicional que negó su liberación. “Siento que ahora, a los 55, tengo una mayor comprensión de lo que es una vida humana, he cambiado mucho. Estoy avergonzado. Ese es mi primer pensamiento. Lamento lo que hice”.

No le gustaba usar lentes. John Lennon es conocido mundialmente por sus lentes redondos y pequeños, sin embargo, cuando era más joven no le gustaba usar anteojos y le daba hasta vergüenza, por lo que prefería andar a ciegas. Cuando conoció a Buddy Holly, cantante y compositor estadounidense con gran trayectoria dentro del Rock and Roll, y famoso por usar lentes, John decidió comprar unos iguales.

Lennon era un pésimo conductor de autos, a tal punto que en 1969 sufrió un accidente en el que tuvo que recibir 17 puntos en la cara. Finalmente terminó contratando a un chofer que estaba disponible a tiempo completo para él.

 

Para pensarle

Sin duda alguna Dylan no sólo le heredó el gusto por la mota al buen maese Lennon, también su vena CONTESTATARIA. En verdad Lennon, y en general los Beatles como agrupación, dieron un giro de 180 grados en la producción musical y las letras de sus canciones. Harrison era la punta espiritual de esta cruz, Paul el melodioso, Ringo Starr era el rockstar y Lennon era el CONTESTATARIO al unirse a la aristócrata japonesa Yoko, con ideas muy evolucionadas acerca de lo que debería de ser la sociedad, exigiendo el fin de la guerra de Vietnam, así como expresando abiertamente su simpatía por las Panteras Negras. Su postura les hizo llevar a cabo una serie de campañas como encamarse durante días y dar entrevistas explosivas a medios impresos. Esto los llevó a ser espiados, perseguidos y casi deportados por el gobierno de Nixon. Recordemos que en un principio la idea del cuarteto de Liverpool era salir de Londres por los impuestos que tributaban en su país. Entre las protestas más creativas de la pareja, en su momento más politizado, está Viena 1968, cuando ambos se metieron bajo una bolsa de plástico atendiendo a la prensa. Hay quien asegura que “Lennon supo plantear sus batallas con humor” .
Arriba

Brian Epstein, uno de los máximos responsables de sacar a los Fab Four a la luz, le confesó a su amigo periodista Michael Thornton que estaba completamente enamorado de John Lennon, según comentó Thornton en el Daily Mail. Según el mismo periodista, ambos mantuvieron una relación en secreto.
Abajo

Sin embargo, las dos mujeres del cantante, Cynthia Powell y Yoko Ono, negaron las afirmaciones, aclarando la heterosexualidad del músico. De todas formas, Epstein fue parte fundamental de la vida de Lennon, siendo padrino de Julian, el primer hijo del artista.