Riquezas obscenas

Dicen que la riqueza no es la felicidad, pero muy en el fondo “todos quisiéramos comprobarlo”

Por Fernanda Tapia

En la época Victoriana, ser dos-tres generoso en estas fechas “se puso de moda”. Dicen que la riqueza no es la felicidad, pero muy en el fondo “todos quisiéramos comprobarlo”. La verdad es que en cuanto existió “la propiedad privada”, como tal, se jodió el asunto. Vamos, hasta las mujeres salimos raspadas al tener que ser parte “de las posesiones” de los varones. Según las narraciones de los estudiosos, las primeras posesiones eran las VITALES, aquellas que podrían hacer la diferencia entre sobrevivir o sucumbir. Ahora, hemos “sucumbido” pero ante la peregrina idea de que poseer lo que sea, aunque ni siquiera sea algo “poseíble”… como “una persona”, ésto les dará algún sentido a la náusea existencial ¿y de paso dará orden al CAOS?

Hace unos días nos quedábamos con el ojo cuadrado leyendo las supuestas posesiones –al parecer MUY MALHABIDAS– de Javier Duarte, ex gober de Veracruz. Nomás calcúlenle: más de cien casas en la República Mexicana, 19 casas sólo en Miami (bueno, pero ésas las debió conseguir a precio de ganga por la crisis inmobiliaria, pobrecillo) y hasta en España. Sólo devolvió una de los prestanombres y resultó ser la casa de descanso. No me imagino a Duarte trabajando mucho. Dicen que estaba más o menos así: en la casa de Veracruz el gobernador, ahora prófugo, tenía una sala de cine con 21 butacas y hasta una máquina para hacer palomitas. También se encontró una cava de vinos vacía (de güey deja las botellas, como en un cuento de Ángeles Mastreta). En la entrada había fuentes, jardines con pavorreales y canchas de tenis. Se llevaron los ajuares de cama y los plasmas, pero se quedaron piezas de arte a medio envolver. Igual a los que vaciaron el lugar “no les significaban nada”. Entre las piezas destacan cuadros de reconocidos pintores como Fernando Botero, David Alfaro Siqueiros, Joan Miró, Rufino Tamayo y Leonora Carrington, así como una escultura de Javier Marín. También había hartos documentos históricos, como un facsimilar con una reproducción del Acta de Independencia del Imperio Mexicano, así como de los Tratados de Córdoba, con los que concluye la independencia nacional. Se dice además que Duarte repartió cuatro millones de pesos diarios a medios de comunicación para difundir su imagen; pero eso sí, le quedó a deber al bolero y hasta cuatro millones a la tortillería de la esquina. Chiales, ¿se imaginan utilizar el avión del estado pa viajar cada quince días a que la señora se hiciera la manicura y el cabello en una placilla de Polanco?, jajaja. ¿Y si no hubieran podido hacerlo, su mundo se vendría abajo?, ¿se verían tan insignificantes como en realidad lo eran? Recuerdo que cuando detuvieron a doña Elba Esther (¡oooootra!) DECÍAN QUE DURANTE UN LARGO PERIODO HABÍA PAGADO UNA SUITE o DOS en el Niko para utilizarla como oficina… O sea, seguro no hubiera resultado tan apantalladora, estilo Mago de Oz, firmando memoranda en alguna oficina verdosa de gobierno. ¿Y cuántos más de ayer, de hoy, de mañana? Pero, aunque en la Edad Oscura y previa a la Media se cree que los señores tenían realmente pocos haberes y no comían con manteca diario, en diferentes etapas ESTO HA SIDO UN DERROCHE muy mal distribuído. CÉSAR AUGUSTO. Fortuna: 4.6 trillones. Fuente de riqueza: Tierras. Vivió: del 63 a.C. al 14 a.C. César Augusto no sólo estuvo a cargo de un imperio que representaba el 30% de la producción económica mundial, sino que su riqueza personal significaba una quinta parte de la economía total de su imperio. El profesor Ian Morris de Stanford comenta: “Augusto llegó a ser el dueño de todo Egipto. Eso es difícil de superar”. Eso lo convierte en el hombre más rico de todos los tiempos. REY SALOMÓN. Fortuna: 2.1 trillones (se quedó corto). Fuente de riqueza: Oro. Vivió: del 1015 a.C. al 928 a.C. Es una figura icónica en la Biblia y una de las personas más ricas que ha existido en la historia de la humanidad. Fue monarca del Reino Unido de Israel durante 40 años y cada año recibía 25 toneladas de oro. Ajustado a los precios actuales, cada tonelada de oro tiene un precio de $64.3 millones de dólares. Eso no incluye sus ingresos por negocios, comercios y tributos que recibía de todos los gobernadores y reyes de Arabia. Todos los artículos que habían en su palacio eran de oro puro (platos, copas, sillas, mesas, etcétera).

Lo chido

• El colmo: Marcos A Imelda. Marcos fue durante 21 años la primera dama de Filipinas. Reunió mil 220 pares de zapatos, 140 lentes de sol, 15 abrigos de piel, 888 pulseras y 65 sombrillas. Después de visitar una zona muy pobre regañó a los lugareños por vivir en “feas chozas”. Entonces ordenó construir un palacio, ensamblado casi en su totalidad con cocos, cuyo costo ascendió a 37 millones de dólares. Dijo que era para demostrar que en el paraíso tropical era posible hacer una edificación artística e invitó al Papa a hospedarse allí.

• Lo excéntrico: Datta Phuge, un empresario indio, mandó fabricar una camisa de oro de 22 quilates. Se necesitaron 15 artesanos trabajando durante 16 días. Tiene un peso de 3.3 kilogramos y un valor de 242 mil dólares.

• El conocido magnate ruso Pavel Durov, decidió divertirse un rato lanzando billetes en forma de avión desde una ventana de un edificio de San Petersburgo; los billetes eran de cinco mil rublos (unos 165 dólares). El multimillonario empresario brasileño Conde Scarpa decidió enterrar uno de sus coches de lujo (un Bentley con un valor de 500 mil dólares) con la intención de asegurarse un buen viaje tras su muerte.

• Kim Jong-il (Corea del Norte). El fallecido líder de Corea del Norte Kim Jong-il hizo que alrededor de su imagen se tejiera un perfil mesiánico y adorable que lo mostrara ante su pueblo como el más humilde de los dioses y ocultara que al interior de su palacio vivía entre lujos y excentricidades. Obsesionado por el cine que producía Estados Unidos, conservaba unas 20 mil películas en una videoteca en su vivienda.

Lo que calienta

En una de las zonas más bestialmente empobrecidas, MANSA MUSA I. Fortuna: $400 mil millones. Vivió: 1280-1337. Fuente de riqueza: realeza Mansa. Musa I de Mali tuvo un valor personal de 400 mil millones. Mansa Musa gobernó el Imperio Malí, que abarca lo que es hoy, Ghana, Timbuktu y Mali, en Africa occidental. Su país produjo más de la mitad del abastecimiento de sal y oro del mundo, y esto contribuyó a la vasta fortuna de Musa, que usó para construir grandes mezquitas que todavía existen, casi 700 años más tarde.

John Jacob Astor. Fortuna: 121 mil millones. Vivió: 1763-1848. Fuente de riqueza: bienes raíces, comercio y propiedades. John Jacob Astor hizo su primer millón al comercializar pieles de animales cazados en Canadá para mujeres adineradas en la ciudad de Nueva York. Usando su dinero para adquirir algunas de las más buscadas propiedades en Manhattan, el Sr. Astor empezó a comprar propiedades en Nueva York en 1779 y adquirió considerables participaciones a lo largo de la costa. John Jacob Astor tiene la honorable distinción de ser el primer multimillonario estadounidense en la historia.

Marco Licinio Craso. Fortuna: 2 trillones. Fuente de riqueza: tierras / tráfico de esclavos (tráfico de SERES HUMANOS). Vivió: 115 a.C. – 53 a.C. Fue un general y político romano. Dicen que extorsionaba a su pueblo. Financió la campaña de Julio César para que fuera elegido Pontifex Maximus.

Para pensarle

Los más ricos del mundo hoy: Bill Gates, Estados Unidos, 60 años. Fundador de Microsoft. Fortuna: 76 mil 600 millones de dólares. Amancio Ortega España, 79 años. Dueño de Zara. Fortuna: 67 mil 100 millones de dólares. Warren Buffett, Estados Unidos, 85 años. Múltiples inversiones. Fortuna: 59 mil 500 millones de dólares. Jeff Bezos, Estados Unidos, 52 años. Fundador de Amazon. Fortuna: 50 mil 400 millones de dólares. Según AMIGOS POR LA MONTAÑA, con tres millones 800 mil pesos se deja autogestivo a un poblado de 30 familias que actualmente tiene pobreza alimentaria. ¿Les mermará mucho un moche así? Digo, les dejará de alcanzar pa la gas de su helicóptero? Lo mismo los grandes empresarios, será mejor hacer un recorte masivo en sus changarrotes, que… ¿tal vez vender alguna de sus haciendas?

Arriba

Ustedes dirán, le trabajó, bueno… JOHN D. ROCKEFELLER. Fortuna: 340 mil millones. Vivió: 1839-1937. Fuente de riqueza: petróleo. John D. Rockefeller es el estadounidense más rico de todos los tiempos. Monopolizó la producción y la propiedad de petróleo en el país. Su compañía Standard Oil, dominó la producción de petróleo en EU.

Abajo

La firma fue eventualmente disuelta por el gobierno de los Estados Unidos por ser un monopolio. Standard Oil fue dividida en pequeñas compañías que probablemente reconoces hoy en día: Amoco, Chevron Conoco y Exxon Mobil. Entre jeques árabes y compañías así, verán por qué la investigación para utilizar tecnologías limpias para transportarnos, nomás no avanza.

Ejecutados al día de hoy

Según Reporteros Sin Fronteras, México es el país que “no está en guerra” más mortal para los periodistas. Van 9 en 2016 ¡y todavía NO ACABA!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo