Cerrando el 2016

El área de análisis en GBM anticipa que la actividad económica en México verá un avance de 1.9 por ciento durante 2017.

Cerrando el 2016

Como suele suceder por estas fechas, a muchas personas les gusta tomarse un tiempo para hacer análisis o recuentos. Deteniéndonos a ver los principales acontecimientos a nivel global, podríamos resumir este 2016 como un año atípico, por decir lo menos.

Este 2016 nos mostró ser un año donde eventos a los que se les asignaba una baja probabilidad de ocurrencia, sucedieron. Por un lado, antes de concluir la primera mitad, vino el referendo en Reino Unido, donde la población votó por abandonar la eurozona, para terminar el año con el resultado de la carrera presidencial en EU que desafió la lógica de las encuestas.

Otros puntos por los que recordaremos al 2016, ya en el ámbito económico y financiero son: el piso alcanzado en el precio del barril de petróleo por debajo los US$30, la caída mostrada en la cotización del oro, la fortaleza del dólar americano, el cambiario superando los MX$20 por dólar, la aceleración en la economía estadounidense y su mercado laboral, las alzas en tasa por parte de Banxico, la eventual alza en la tasa de referencia por parte de la Reserva Federal, y el rally en el mercado estadounidense dejando al Dow a escasos puntos de las 20,000 unidades.

Si bien mucha gente inicia su año con propósitos, en el mundo financiero uno se esfuerza para tener todos los meses de enero nuestros estimados, proyecciones, y mejores ideas de inversión. Esto con base en modelos, consensos y experiencias.

El área de análisis en GBM anticipa que la actividad económica en México verá un avance de 1.9 por ciento durante 2017, mostrando una desaceleración contra 2016, donde el componente de consumo (+2.3%) deberá mantenerse como el motor detrás del crecimiento.

En cuanto al mercado cambiario, nuestro equipo proyecta que el peso mostrará una depreciación de 6.6 por ciento (a MX$19.80) en promedio contra el tipo de cambio promedio que se ha presentado en 2016 (MX$18.60).

Esto significaría una apreciación contra los niveles actuales, apoyado en la estabilización de los precios del petróleo, un menor déficit comercial, así como los constantes esfuerzos por parte de Banco de México que han llevado a la tasa de referencia a niveles más atractivos para los inversionistas internacionales. En este último punto creemos que la política monetaria seguirá su paso restrictivo y vemos 100pb más de alza en el horizonte.

Por último, creemos que la inflación se colocará por arriba de la banda fijada por el Banco central, cerrando 2017 con un alza de 4.3 por ciento contra 2016, viendo presiones por la transferencia del efecto cambiario, energéticos y alimentos.

Aunque el entorno se puede catalogar de incierto, los consejos que uno puede llevar a la práctica dados estos escenarios son guiados por sentido común.

La elaboración de un presupuesto balanceado, que incorpore un elemento de ahorro e inversión es la piedra angular en escenarios de bonanza o restrictivos. Siempre es buen momento para iniciar o continuar con nuestra conformación de patrimonio.

Ante un escenario de alza en tasas, sería conveniente que los bienes durables que se adquieran sean de contado, u optar por financiamiento donde la tasa no esté expuesta a la volatilidad, es decir un crédito a tasa fija competitiva puede justificar la adquisición de un bien mayor.

Por: Ivan Barona, Director de GBMhomebroker