La crisis enemiga de la motivación y de la productividad

La crisis enemiga de la motivación y de la productividad

La productividad se ha convertido en uno de los temas cruciales y a la vez en uno de los problemas existentes de la mayoría de las empresas.

Existen muchas situaciones internas y externas que afectan el rendimiento de los empleados y muy pocas veces se pone atención en estas para atenderlas; por ejemplo, podemos decir que dentro de las situaciones internas están la capacitación de personal, un ambiente negativo de trabajo, horarios extensivos de trabajo, etc. Mientras que en las externas esta la crisis económica la encargada de jugar un papel crucial.
El ambiente de estrés, incertidumbre y pesimismo que caracterizan a una crisis económica se convierten en obstaculizadores de la motivación, el compromiso y la productividad de los empleados a la hora de hacer su trabajo, repercutiendo negativamente en los resultados de la empresa.
La economía es cíclica por lo tanto siempre que hay un ascenso, viene acompañado de un descenso y es ahí donde aparece la crisis, la cual la podemos entender como aquel periodo de baja en la producción, comercialización y consumo de productos y servicios.
Ahora bien, a lo largo de toda mi vida jamás he dejado de escuchar que “estamos en crisis”, recuerdo de niño escuchar a mis abuelos comentar esto una y otra vez. Basta con recordar en 1994 el “Error de diciembre”, donde nuestra economía se vio colapsada significativamente o la Gran Depresión en 1929.

Esto me hace pensar que hemos vivido y seguiremos viviendo entonces en crisis, que a la vez lo puedo interpretar como una continua oportunidad de cambio, transformación y evolución.
Un estudio realizado por Quantum Workplace expresan que entre un millón y medio de empleados de cinco mil compañías a lo largo de Estados Unidos se encontró que el 66% de estas firmas han reportado una disminución en la productividad de sus trabajadores como respuesta a las condiciones negativas de la crisis económica.
Entonces bien, el diagrama de flujo lo podemos entender como: La crisis económica impacta negativa y directamente en la motivación de los colaboradores, lo que produce una disminución en la productividad, generando así resultados no esperados que provocan desajustes en diversos sentidos en la empresa, y esto conlleva a no trabajar con estándares necesarios para atravesar la crisis del momento.
Esta es una realidad y ante ella debemos de actuar y accionar, por lo que a continuación señalo algunas medidas que las empresas deben de tomar para evitar entrar en este círculo y apoyar a sus empleados durante estos periodos.
1. Claridad. Es sumamente importante que todos los empleados conozcan los objetivos específicos tanto de la empresa en general, como de su área, así como el de su labor.
2. Comunicación. Diversos estudios a empleados demuestran que prefieren saber la situación de la empresa a estar en un ambiente falto de información.

3. Involucrar. Los empleados necesitan ser tomados en cuenta tanto en ideas como en toma de decisiones, esto provoca un mayor compromiso y más diversidad de ideas para la resolución de conflictos.

4. Apoyo. Tener empleados que se sienten respaldados por su empresa, aumenta su motivación hacia la ejecución adecuada de sus labores.

5. Capacitación. Para los colaboradores, adquirir nuevas habilidades o desarrollarse en ciertas áreas, es crucial para mantener la seguridad para resolver cualquier situación que se presente.

6. Reconocer. No es necesario que sea de forma económica, los empleados también aprecian que sus directivos reconozcan y valoren sus esfuerzos y buenos resultados.

No hay que asustarnos ante el término como tal, sino por el contrario utilizarlo para generar nuevas estrategias de crecimiento y mejora. Entendamos que las empresas son núcleos determinantes que deben tomar decisiones específicas para afrontar las crisis, recordando que sin motivación no hay productividad, sin productividad los resultados no alcanzan para salir adelante.

 

Piensa, reflexiona y actúa.

Helios Herrera

 

TE RECOMENDAMOS: