Que el estrés laboral no te consuma

Que el estrés laboral no te consuma

El estrés laboral aparece cuando las exigencias dentro del trabajo, superan la capacidad de un individuo para hacer frente a ellas o mantenerlas bajo control.

Aquí mi pregunta es, ¿será realmente el trabajo el culpable, o será que somos los únicos responsables de ello y nos dejamos caer en “el mal de muchos, consuelo de tontos?”.

Por supuesto que los problemas pasados, actuales y futuros de la economía de nuestro país, y del mundo en general; requieren un esfuerzo extra por parte de los colaboradores de las empresas, sin embargo, si dejamos que estás exigencias nos superen, no obtendremos los resultados que nos piden en el trabajo y al final de cuentas seremos nosotros quienes terminemos pagando “los platos rotos”.

Una realidad es lo único que sí podemos cambiar, así que a continuación te propongo 10 acciones que deberás implementar en tu día a día, para evitar que el estrés laboral te atrape; y si ya eres una de sus víctimas, todavía hay manera para que puedas huir.

1. Conócete. Ten autocontrol de tus emociones, así responderás mejor a las situaciones complicadas en tu trabajo.

2. Organízate. Cuidar el orden en tu lugar de trabajo te permitirá finalizar en tiempo y forma tus actividades.

3. Define prioridades. Ten claras tus funciones y responsabilidades, y ahora sí, establece metas por orden de importancia incluyendo fecha de caducidad.

4. Cuídate. No sólo a nivel físico, sino también en lo emocional y anímico. Si no estás bien tú, ¿cómo quieres estar bien en otros ámbitos?

5. Se vale decir “no”. Evita comprometerte con aquello que sabes que no podrás cumplir, o simplemente que te desgasta y no aporta a tu vida profesional ni personal.

6. Capacítate. La responsabilidad de mantenerte actualizado no es sólo de la empresa, busca herramientas para desarrollarte en el ambiente laboral.

7. Motívate. Identifica aquello que te mueve a actuar, es decir tus motivadores y utilízalos a tu favor.

8. Tiempo para todo. Busca un equilibrio entre tu vida personal y laboral, respeta tus tiempos y brinda espacio de calidad a ti y a quienes te rodean.

9. Un espacio agradable. Haz que tu lugar de trabajo y las personas involucradas, cuenten con las habilidades humanísticas necesarias para una óptima atmósfera laboral.

10. Muévete. Estar ocho horas consecutivas sentado en un escritorio, interfieren en tu productividad, regálate al menos 3 minutos cada dos horas para estirar tu cuerpo.

De que se puede se puede, ya queda en ti si prefieres un modo de vida de estrés “normal”, o decides hacer un cambio a tu favor con impacto positivo para tu desempeño laboral.

Piensa, reflexiona y actúa.

 

TE RECOMENDAMOS: