¿Qué hacer para salir temprano del trabajo?

La columna de opinión de Helios Herrera en Publimetro Dominical

Por Helios Herrera

La gran incongruencia entre las horas de trabajo y los resultados en nuestra productividad, es una cuestión que, si no hemos vivido personalmente, lo hemos visto en algún momento de nuestras vidas.

A pesar de que poco a poco el pensamiento en el aspecto laboral va cambiando, no es raro ver gente que cree proporcional esta disyuntiva donde se piensa que las horas extra que estés en la oficina multiplicarán mágicamente tu esfuerzo. Cuando, en contraste, lo único que ocasiona este exceso de trabajo es un desequilibrio en el desarrollo integral que cualquiera de nosotros, debemos, o deberíamos tener.

Si nos vamos a los fundamentos e investigaciones que apuntan a México en el primer lugar donde más horas trabajan sus habitantes (el promedio anual mundial es de mil 770 horas y los mexicanos trabajamos al año 2 mil 237 horas), sería la perfecta excusa para no hacer nada por nosotros y adaptarnos al “así es en mi país”. Sin embargo, muchas veces esto no es responsabilidad de las empresas o nuestros jefes, sino que la mayoría de las veces es cuestión de cada uno de nosotros al no organizar adecuadamente nuestros compromisos, horarios y prioridades.

A la gente se le paga por dar resultados, no por permanecer calentando una silla gastando insumos, así como recursos de su empresa.

Si estás de acuerdo con esto y quieres hacer un cambio en tu rutina y conseguir tiempo para ti y los tuyos, te comparto a continuación algunos tips para conseguir salir a tiempo del trabajo.

  1.  Ten la verdadera intención de salir temprano. Si tú no eres el primero que hace lo necesario para salir a su hora, nadie lo hará por ti.
  2. Sé consciente de que tienes que hacer más cosas durante el día. Maximiza el tiempo que pasas en el trabajo, recuerda que por más gusto que le tengas a este, no es lo único en la vida y podría convertirte en una persona workaholic.
  3. Enfócate y concéntrate en hacer tu trabajo, y en hacerlo bien. Céntrate diariamente en tu lista de tareas y cosas que hacer durante el día. Por supuesto que, si llegas a la oficina a revisar tus redes sociales y a sacar pendientes de tu casa, jamás vas a terminar los de la oficina. 
  4. Planea, prioriza y controla tu tiempo. Anticipa, tres días antes de ser posible, una agenda con una calificación o color dependiendo la importancia. Anota cualquier pendiente por más pequeño que parezca.
  5. Adopta alguna técnica de administración del tiempo. Bloquea tu tiempo tal como si estuvieras en una junta y aprovecha los tiempos muertos. Si sabes que será un día de mucho trabajo, no te tomes dos horas comiendo, mejor trabájalas y cumple tu horario de salida.
  6. Comprométete con tu lugar de trabajo. Recuerda que te pagan por dar resultados y solucionar problemas, no por generarlos. La filosofía está cambiando, ten por seguro que no te sacarás una estrellita más por ser el último en salir, los bonos son por puntualidad al llegar, no al salir.
  7. Sé honesto y leal con tu empresa. No mientas para salir antes o para no ir. No olvides que las mentiras caen siempre por su propio peso. Si un día sabes que tendrás que salir antes por algún compromiso, no intentes compensar tus horas quedándote más tiempo.
  8. No malgastes el tiempo destinado a trabajar en cosas que no son de trabajo. Dedica el tiempo estipulado y acordado para producir. Ten cuidado en este punto, una cosa es que trabajes las horas que debes, y otra que te exijas cosas de más, recuerda cada hora darte un respiro.
  9. Haz tu trabajo en tiempo y forma. Realiza lo que te pidieron, entrégalo cuando te lo pidieron y hazlo como te lo pidieron. Proponerte ser productivo, es una filosofía de vida que debes de adquirir.
  10. Aprende a disfrutar de tu tiempo libre. Tiempo en familia, pareja, deporte y aficiones podrían ser tu combustible diario para producir más. Somos seres integrales y tenemos sólo una vida regálate la oportunidad de vivir y gozar.

Piensa, reflexiona y actúa.

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo