Ya son 31 años del concurso

En México, durante décadas, estuvo cerrado el mercado automotriz, pero el coleccionismo y la afición por los autos clásicos se fortaleció aún más.

Por Guillermo Lira

El no poder comprar tantas marcas en el mercado mexicano lo que ocasionó fue que la afición creciera, el deseo no se podía cumplir y en este periodo se vivió una escases automotriz de autos nuevos.

Lo que nunca murió fue ese entusiasmo por los clásicos, por las marcas que “vendían antes” en el país, en esa época dorada donde se podían comprar los autos, ahora con la apertura iniciada a principios de los noventa, los coleccionistas tienen terreno fértil para llevar a cabo sus concursos. Y mire el

Concurso de la Elegancia manejado por Francisco Name, ha subsistido 31 años a cumplir este fin de semana, ha pasado las crisis, las devaluaciones, las situaciones políticas y ha puesto énfasis en su calidad y en la afortunada fórmula de poder reunir a los autos nuevos dentro de ese jardín que se vuelve la mejor muestra de clásicos en Latinoamérica.

Lo que da más gusto es que lo que inició como una idea en un desayuno del Club Jaguar hace 31 años, hoy sea una junta obligada para el entusiasta, una visita familiar para quien quiere pasar un día excepcional e igual sirve para llevar a otras generaciones la estafeta del coleccionismo en México.

Así que si quiere ver coches bonitos, de colección, lo mejor de los clásicos en México, la cita es el próximo fin de semana en el jardín del lugar conocido como Las Caballerizas en Huixquilucan, además de conocer autos nuevos que serán por primera vez enseñados en el país de marcas como Porsche, Toyota y Ford.

Allá nos vemos. ¡Que gane el mejor!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo