¡La música vale!

En el año pasado la música tuvo un crecimiento de mercado del 5.9% y sus ingresos totales fueron de 15.7 billones de dólares

¡La música vale!

Para quien pueda pensar que la industria de la música no la está pasando bien, debo decirles que salió el reporte de Amprofon con cifras que marcan el destino de la misma en el mundo entero y en nuestro país.

Rescatando datos del documento, podemos decirles que el año pasado la música tuvo un crecimiento de mercado del 5.9%, que sus ingresos totales fueron de 15.7 billones de dólares y que el streaming está haciendo la diferencia, ya que los resultados son contundentes. Por ejemplo, en el 2016 hubo 112 millones de personas que pagaron suscripción para un servicio de este tipo, con lo que los ingresos por el formato digital representaron por primera vez en la historia justo la mitad de los ingresos de la industria en general y lo destacable es que el crecimiento de streaming compensó con creces un descenso del 706% en los ingresos físicos.

Un 28 de abril del 2003 apareció en escena la plataforma que vendría a cambiarle el destino a la música y su consumo. Hace justo 14 años llegó Itunes Store y a pesar de no ser hoy en día protagonista fundamental en la forma en que escuchamos canciones, sí vino a darle otro sentido a la industria, a la gran mayoría nos tomó por sorpresa, algunos se perdieron, otros no se encontraron y los más tardaron en reaprender, por eso es que ante las cifras y los resultados del pasado año, ahora es prácticamente imposible siquiera imaginar que una industria como tal se pueda mover sin una señal que alimente el entorno digital sobre el cual basamos el consumo de la música. Cuando antes era energía eléctrica para alimentar una tornamesa o baterías para hacer funcionar un walkman lo que necesitábamos para escuchar, aprender, bailar y cantar, hoy sin datos en tu celular o tablet o una buena señal WiFi que te conecte a internet no puedas cargarte de ritmo, emocionarte o escuchar tus canciones favoritas: todo cambió.

Hoy se graba una canción con una laptop sin necesidad de instrumentos, hoy se sacan canciones, no álbumes, ya no existe más el lado B, es más, la música no tiene lado y si el año pasado fue tajante la forma en cómo la balanza se inclinó hacia lo digital, con el paso de los meses será la única forma de consumo en una industria que se digitalizó.

Regresando a las cifras, América Latina creció un 12%, México subió un peldaño en el ranking mundial, colocándose como el mercado número 15 con más del 23.6% de crecimiento.

El Top 10 del streaming 2016 en México estuvo dividido en un 60% de música en inglés y un 40% de música en español, de la cual un 75% fue música urbana.

El rey del streaming el año pasado fue Drake para el inglés y Maluma fue el único artista con dos canciones en el top 10 general.
Lo importante es que la música como tal sigue y, en este que actualmente es un mundo de canciones, las hay para todos los gustos y hasta hoy en todas las formas.

Sigue escuchando, que pretexto no va a faltar para que en cualquiera de sus concepciones la música siga viva.

 

TE RECOMENDAMOS: