Un sol de otra dimensión

Hablar de Luis Miguel en estos días es pensar de inmediato en una de las figuras más importantes que tiene la música en nuestro idioma

Un sol de otra dimensión

Hablar de Luis Miguel en estos días es pensar de inmediato en una de las figuras más importantes que tiene la música en nuestro idioma; es traer a tu mente la cantidad de veces que llenó a reventar el Auditorio Nacional, uno de los recintos claves en la carrera de cualquier artista; es tararear unos de sus grandes éxitos que por años movieron a varias generaciones, es recordar a uno de los últimos artistas impecables en su manera de vestir y hoy es inevitable no lamentar el ocaso. Ya escribimos acerca de lo importante que es para los personajes que se dedican al mundo del entretenimiento y, en este caso, a la música, el universo digital.

Todos están muy activos, muchos personalmente se encargan de darle continuidad a sus redes sociales, pero el sol no se ha enterado, por ejemplo, hasta ayer, que él mismo anunció su serie biográfica en la plataforma Netflix en sus cuentas certificadas de Twitter y Facebok que su última señal la había dado en el mes de enero, digo certificada por que así se muestra en su perfil, con lo que son de él o alguien hizo un extraordinario trabajo de photoshop para simular la certificación.

El caso es que pareciera que puso su carrera en pausa, que consciente que se le vendrían problemas legales a borbotones hubiera de decidido esperar y como la rumorología ha manejado a la perfección toda su carrera ponerla en práctica en su máxima expresión. Así se dice sin confirmar que firmó con Sony Music dándole la espalda a Warner que ahora lo demanda, que le debe dinero a algunos de los involucrados en la gira que haría con Alejandro Fernández y que lo iba a poner de nuevo en el aparador de la popularidad como gran estrella. Se dice que está en la quiebra pero es difícil de creer que con la serie de Netflix no hubiera o vaya a recibir una fuerte suma de dinero.

Lo seguro es que el día once de mayo tendrá que presentarse en una corte para arreglar un asunto que se tornó delicado con un ex manager al que le debe dinero, que ese día la cobertura será impresionante, que todos los medios de habla hispana van a querer imágenes y audio de lo sucedido en la corte y por último lo único seguro es que Luis Miguel es y seguirá siendo una estrella.

 

TE RECOMENDAMOS: