Corrupción en tres actos

Con 23 mil asesinatos en un año, México es el segundo país más violento mundo, sólo después de Siria.

Corrupción en tres actos

Primer acto: con 23 mil asesinatos en un año, México es el segundo país más violento mundo, sólo después de Siria. El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos expresó su preocupación por la situación que prevalece en el país, dado que sólo está por debajo de una nación en guerra civil desde hace un lustro.

Para llegar a este honrosísimo segundo lugar en letalidad mundial, México tuvo que esforzarse en desbaratar el país, en abandonar a las policías municipales y estatales, en actuar con dolo, con corrupción. Sólo de esta manera podemos explicar que sólo Siria, con presencia del Estado Islámico, nos supere en número de crímenes.

Sin embargo, más que reconoce, lo que hace el gobierno es negar una realidad que impacta a millones de mexicanos. Los secretarios de Gobernación y Relaciones Exteriores, salieron a negar los datos e, incluso, se atrevieron a asegurar que el Instituto es irresponsable. Ojalá y eso le preguntaran a algún familiar fallecido en manos del crimen o le pregunten a alguno de los miles de desplazados por la violencia.

Según acto: desafío de los huachicoleros. Hace una semana se registraron dos enfrentamientos entre ordeñadores de combustible y militares. El saldo fue de 10 muertos, entre ellos cuatro soldados. La violencia de los enfrentamientos no tiene precedente, aunque la ordeña de combustibles sí y desde hace mucho.

Para llegar a esta nueva crisis de violencia, el gobierno federal (fuerzas armadas, responsables de vigilar los ductos de Pemex) debió tolerar y permitir la operación de grupos criminales en el corredor Puebla-Veracruz, que es donde se concentran más estos delitos a nivel nacional.

Y para agravar la crisis, ayer se revelan una serie de videos en los que se vuelve a demostrar que el Ejército es responsable de ejecuciones extrajudiciales, al más puro estilo Tlatlaya, el 30 de junio de 2014.

Tercer acto: el oscuro financiamiento de las campañas en los últimos 15 años. El lunes, la organización “Ahora” acusó que la empresa española OHL -consentida de Enrique Peña Nieto desde que gobernaba el Estado de México, ha financiado campañas electorales del PRI en los últimos 15 años.

Durante este gobierno se ha venido denunciando que el PRI-Gobernó de Peña Nieto “usan el poder para enriquecerse. Y usan el dinero para mantenerse en el poder. Es un ciclo de corrupción desde el poder para mantener el poder. Y que puede llegar a representar un monto de casi 90 mil millones de pesos”.

Ante este nuevo escándalo, la SCT solicitó a OHL México que en un plazo no mayor a 3 días hábiles envíe un informe detallado que acredite que no existe transferencia de recursos de carácter ilícito que puedan afectar las concesiones públicas en las que participa.

Esta obra de corrupción pareciera no tener fin en el actual gobierno. Parece una obra que no tiene fin ni fondo, una obra que sólo tiene como fin divertir a la clase política gobernante del PRI a costa del pueblo mexicano. Esta será una obra perversa contada en el futuro como un mal chiste.

Y en el Edomex… los escenarios de triunfo son muy cerrados y complicados. Josefina Vázquez Mota superó por segunda ocasión a sus contendientes en el debate del martes con una estrategia simple: privilegió sus propuestas a la guerra sucia, a los golpes bajos, en los que se enfrascaron los contendientes del PRI y Morena.

Nos cuentan que en Los Pinos hay mucho nerviosismo a tal grado que se han llevado a cabo reuniones diversas para evaluar los escenarios adversos del próximo 4 de junio: Nayarit y Coahuila (Ganará Acción Nacional) lo dan por perdido, mientras que en el Estado de México existe amplias posibilidades de que se logre la alternancia por primera vez en la historia. De concretarse estos escenarios con la ayuda de los ciudadanos, el PRI-Gobierno sellará su futuro en el 2018.

 

TE RECOMENDAMOS: