Instrucciones para estar “Bien, gracias, ¿y tú?”

Para ser leídas con Communication Breakdown, de Led Zeppelin

Por Eduardo Navarrete

Paso 1. Aprecie sus monosílabos
Pasa que hay días en los que la gente habla mucho durante las primeras 24 horas del día. Es de lo más molesto y retador, especialmente cuando uno apenas va cobrando conciencia de que la tiene. Cuando se vea sorprendido por este derecho de pernocta, hágase de la palabra sólo en defensa propia y mantenga alejado a cualquier forastero que aceche la compañía social.

Paso 2. Tome turnos para hablar
Recordar que uno está enfermo de algo que lo va a matar (y se llama vida) puede ser útil para volver cualquier cosa, un objeto de entrenamiento diario. Por ejemplo, evite interesarse por el otro y limítese a dar importancia sólo a su punto de vista y su habla. Evite a toda costa prestar atención (ya no diga valorar) al contenido de su oponente (interlocutor) y esmérese en lucirse y defender exclusivamente su punto.

Paso 3. Deje de juntarse consigo mismo
La madurez es lo que sea, menos lo que pensábamos que era, de niños. Cuando usted jugaba a ser grande y tomaba el portafolios para irse a trabajar, lo último que hubiera imaginado es que terminaría amando la pasión con la que odia su trabajo. Pero no es novedad que al ser humano le encantan las complicaciones. Y hasta la comunicación consigo mismo se vuelve un misterio. Puede rapear los valores de la empresa, pero saber su objetivo en esta vida parece místico y elaborado.

Paso 4. Póngase serio
Cuando uno por fin sabe qué decir, no sabe cómo. Cuando finalmente encuentra el cómo no tiene a quién decirlo. En el momento en el que aparece a quién, desconoce cuándo hacerlo. Cuando intuye cuándo decirlo, titubea al respecto de dónde hacerlo y cuando por fin encuentra dónde, cuestiona el porqué decirlo. Ya en el poco, pero probable caso de que tenga claro por qué decirlo, no se preocupe: a estas alturas seguramente se le habrá olvidado lo que iba a decir.

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo