¿Por qué trabajar en equipo y no en serie?

Nuestro columnista Helios Herrera nos habla de la importancia de crear un buen equipo laboral

Por Helios Herrera

Cada que me invitan a foros especializados para hablar de trabajo en equipo, la conclusión es la misma: El asunto trasciende en una falta de cultura, no fuimos educados para trabajar en equipo, es hasta ahora que estamos aprendiendo a educar a nuestros hijos con modelos participativos al respecto.

Los mexicanos somos excelentes creativos, divertidos, positivos y con altos niveles de autoexigencia; pero sólo destacamos en deportes individuales, en proyectos y empresas de compromiso personal y no colectivo.

En la empresa, por ejemplo, confundimos trabajo en serie con trabajo en equipo. El pequeño empresario fomenta que todos estemos haciendo lo mismo al mismo tiempo para terminar rápido, pretendiendo que eso es trabajar en equipo. “Si entre todos levantamos la basura acabaremos más temprano, trabajemos en equipo”, sin embargo, no es trabajo en equipo, eso es un trabajo en serie.

Trabajar en equipo implica encontrar el mejor talento, la mejor capacidad de cada uno de los integrantes, enfocarlo en el puesto correcto y en la función adecuada. El aprendizaje está en que cada miembro entienda que el de junto no hace más o hace menos, sino que, haciendo lo que sabe hacer aporta a la construcción del todo.

Puede ser que tú aportes un 2% en la totalidad del proyecto, pero lo haces aportando el 100% de tu talento y capacidad. Si otra persona aporta el 20% del resultado con 100% de su talento, debe entender que su 20% no sirve sin el 2% que aportas tú.

Nos guste o no, lo de hoy es trabajar en equipo y no sólo en la cuestión laboral sino para todo. ¿Cuántos niños se irían sin desayuno o lunch a la escuela si no fuera por las mamás encargadas de ellos, mientras el papá trabaja para conseguir dinero?

Realmente no importa a qué te dediques, piénsalo un poco y estoy casi seguro que encontrarás que directa o indirectamente, que eres parte de un equipo. Enfócate en dejar de lado los trabajo en serie y comienza a realizar un verdadero trabajo en equipo; además, será altamente enriquecedor.

Hoy quiero compartir contigo 10 maneras por las cuales amarás trabajar en equipo. Súmate a uno de ellos y aporta lo mejor de ti para el logro de un objetivo común.

  1. Solidaridad. Los mexicanos nos pintamos solos en este aspecto, aunque a veces nos jalamos la pata entre nosotros, también sabemos sacar la mano para ayudar al otro. Si algo se complica, ten por seguro que contarás con el apoyo incondicional del equipo.
  2. Comunicación. Y no sólo para el chisme, sino que al entrar en cualquier debate de opiniones a favor o en contra de un proyecto, aprendes a escuchar y ser escuchado.
  3. Conocimiento. Aunque nos cueste trabajo entenderlo, no siempre tenemos la razón. Escuchar más ideas ayuda a identificar cuáles son nuestras áreas de oportunidad para mejorar.
  4. Eficacia. Al tener las tareas bien establecidas, según las capacidades de cada quien, se hace mucho menos complejo el trabajo y los resultados, más sencillos de alcanzar.
  5. Compromiso. Sea cual sea el objetivo, no serás el único interesado en que el proyecto se concluya en tiempo y forma, además tendrás a alguien tras de ti motivándote.
  6. Lealtad. Sin duda desarrollarás respeto y fidelidad para tu equipo, esto evitará frustraciones y el deseo continuo por buscar otro empleo, en pocas palabras, terminas poniéndote la camiseta del equipo.
  7. Credibilidad. ¿A quién no nos gusta que crean de lo que somos capaces? Obtendrás la confianza de todos y aprenderás también a confiar en ellos, lo que asegura que las cosas se hagan lo mejor posible.
  8. Cumplimiento de metas. Ten por seguro que trabajando en equipo alcanzarás las metas que, de manera individual, no lograrías. Cuenta la leyenda que dos cabezas piensan mejor que una.
  9. Mayor concentración. Como bien decimos, “zapatero a tus zapatos”. Al tener tareas específicas, podrás enfocarte en éstas y será más sencillo su cumplimiento, en lugar de querer atender a todas.  Recuerda “más ayuda el que no estorba”.
  10. Diversión. Esos ratos de recreación con el equipo de trabajo no se cambian por nada, tener una convivencia sana, asegura que la diversión esté a la orden del día y el estrés se canalice por diferentes vías.

Querido lector, te invito a que identifiques tus talentos y te rodees de aquellas personas que, con sus capacidades, te complementen para alcanzar un objetivo en común, ya sea en casa, con la pareja, con los hijos o en el trabajo.

Piensa, reflexiona y actúa

Helios Herrera.

TE RECOMENDAMOS: 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo