#Confidencial: Otro dolor de cabeza para Barrales

La postura de Óscar Yáñez en el Estado de México supone un portazo en el rostro de la señora Barrales, que atrae malos augurios sobre lo que ocurrirá el próximo año

#Confidencial: Otro dolor de cabeza para Barrales

Óscar González Yáñez, que este viernes declinó como candidato del Partido del Trabajo (PT) a la gubernatura del Estado de México, abrió con su decisión diversas incógnitas. Su apoyo en favor de la aspirante de Morena, Delfina Gómez, puede ciertamente impactar en número de votos y ello puede resultar definitivo. O no. La encuesta más reciente sobre la contienda en la entidad establece un empate técnico entre la abanderada morenista y su contrincante del PRI, Alfredo del Mazo. Yáñez acumulaba cerca de 1.5% de intenciones del voto. ¿Estará también calculado el impacto sicológico que supone este respaldo en un segmento de la población que aún no haya decidido su sufragio y quiere saber dónde será más útil?.

Alejandra Barrales, dirigente nacional del PRD, tiene desde ayer otro de los muchos dolores de cabeza que acumula ya en su cargo: ella ha trabajado por meses en la posibilidad de que el PT acompañe a su partido en la búsqueda de la Presidencia de la República en el 2018, con el actual jefe de gobierno de la ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, como abanderado. La postura de Óscar Yáñez en el Estado de México supone un portazo en el rostro de la señora Barrales, que atrae malos augurios sobre lo que ocurrirá el próximo año.

Antonio Echevarría, el candidato de la alianza PAN-PRD para el gobierno de Nayarit, parece tener ya una ventaja absoluta en la disputa por el relevo del controvertido gobernador actual, el priista Roberto Sandoval, al que rodea cada vez más, no una atmósfera de triunfo, sino un olor a inminentes órdenes de aprehensión. Como usted recuerda, el fiscal estatal en funciones, al que Sandoval declaró alguna vez el “servidor público del año” en Nayarit, está en prisión en EU.

Luis Videgaray, el canciller mexicano para el que cada día sin estallidos de Donald Trump contra México supone un éxito personal y para el país, reiteró ayer que no buscará participar en la carrera interna en el PRI para definir su postulación presidencial. Con ello, la lista de probables precandidatos se afina cada vez más. En la misma seguirán figurando los secretarios de Hacienda y de Salud, respectivamente José Antonio Meade y José Narro, y el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, cuyo espacio está; sin embargo, supeditado a lo que ocurra en una semana en los comicios en su entidad.