¿Qué hacen los traders cuando el mercado baja?

No sólo existe una gran cantidad de instrumentos financieros para buscar seguir esta máxima, también hay un sinnúmero de estrategias

Por Ivan Barona

Si tuviéramos que explicar, de la forma más simple, cómo es que un trader gana dinero, seguramente llegaríamos a una versión de “compra barato y vende caro”.

No sólo existe una gran cantidad de instrumentos financieros para buscar seguir esta máxima, también hay un sinnúmero de estrategias.

Un dogma central del análisis técnico considera que los precios de los activos financieros suelen presentar tendencias en sus comportamientos: alcistas, bajistas y laterales.

En anteriores entregas hemos hablado de las fuerzas del mercado (oferta y demanda) como motores de este cambio, reflejando el sentimiento del mismo, polarizado por momentos, por euforias o pánicos.

Pues bien, en un mercado alcista o lateral, uno podría asumir que existen una mayor cantidad de acciones o instrumentos en los cuales un trader puede ejecutar una “compra barata” y posteriormente una “venta más cara”.

Pero, si el mercado entra en una tendencia bajista o muestra un ajuste, ¿cómo puede un trader buscar beneficiarse?

A través de una “venta en corto…” Este concepto sigue el mismo razonamiento, “comprar barato y vender caro”, PERO, invierte el orden cronológico. Es decir, primero “vendo caro” algo, que probablemente no tenga, para posteriormente “comprar barato” ese mismo algo y realizar mi ganancia.

Piensa que la acción de la empresa A se encuentra operando en 100 pesos y mis estimaciones dicen que el precio justo debiera ser alrededor de 70.

En ese momento podría buscar “vender esa acción en corto” por 100 pesos y, en caso de que mi hipótesis se cumpla, “recomprarla en el mercado”.

Eso explica “el fondo” de una venta en corto, ahora en cuanto a “la forma” existen varias maneras de ejecutar estas operaciones, ya sea a través de un “préstamo de valores” o a través de ETF o fondos indizados que repliquen comportamientos contrarios de índices o commodities, o bien utilizando instrumentos derivados directamente.

Es importante conocer los riesgos y beneficios que existen en cada una de estas opciones.

Una venta en corto directa sobre una acción tiene la ventaja de ser específica, un ETF puede diversificar en un índice la estrategia e, incluso, potencializarlo a través de uno apalancado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo