Peña, primer mapache electoral de la Nación

"El mismo Instituto no se pone de acuerdo consigo mismo en el número de casillas sujetas a recuento", explica César Cravioto en su columna semanal en Publimetro

Peña, primer mapache electoral de la Nación

Día con día se refuerzan las pruebas del fraude electoral cometido en el Estado de México en contra de Morena y de Delfina Gómez, su candidata a la gubernatura.

Las turbiedades surgieron desde el mismo 4 de junio, día de las elecciones, cuando en la presentación del conteo rápido, que debía tomar en cuenta mil 818 casillas, el Instituto Electoral sólo consideró mil 347, es decir: 74.1 por ciento de la muestra total.

Además, miles de funcionarios de casilla no se presentaron a los comicios, por lo que fueron sustituidos, como dispone la norma, por las primeras personas formadas en las filas de votantes, que así ocuparon los cargos de presidente, secretarios y escrutadores. Se presume que el PRI pagó con generosidad la ausencia de los funcionarios.

Es tal el desaseo, que el mismo Instituto no se pone de acuerdo consigo mismo en el número de casillas sujetas a recuento. Morena propuso abril la totalidad, es decir 18 mil 605, petición que fue rechazada.

Por su parte, el propio consejero del Instituto Electoral mexiquense, Gabriel Corona Armenta, señaló que de acuerdo con un análisis del Sistema de captura de los resultados electorales y de la captura del PREP, en 5 mil 204 casillas procedía el recuento. Pero sólo se autorizó la apertura de 3 mil 224, mil 880 menos de las identificadas con problemas.

Corona manifestó, en consecuencia, que no podía comprender por qué los concejos distritales sólo aprobaron la apertura de 3 mil 324 paquetes. Y subrayó que “el margen de error es muy grande (…) Pero me preocupa más que los vocales distritales no atiendan o acaten determinaciones que adopta el Consejo General…”

El consejero mostró, asimismo, una serie de inconsistencias del PREP, las cuales, afirmó, dejan dudas sobre la eficacia del Programa.

Sus afirmaciones fueron desechadas por el resto de los consejeros electorales.

Por su parte, Morena pondrá a disposición del Instituto Nacional Electoral nueve carpetas que demuestran que Alfredo del Mazo rebasó, con mucho, el tope legal de los gastos de campaña. Con estos documentos se comprobará que los 116 millones de pesos reportados por el PRI son tan sólo una fracción del total de recursos erogados.

En efecto, Morena demostrará que mediante una doble contabilidad, Del Mazo derrochó 412 millones de pesos en la operación electoral.

Morena pedirá, asimismo, la revisión de resultados en los 45 distritos. Pero de manera muy señalada, en Tejupilco, Valle de Bravo, Atlacomulco, Jilotepec e Ixtlahuaca.

Porque la tendencia electoral de esos cinco distritos rompe con la lógica más elemental, pues mientras la participación promedio de votantes en la entidad fue de 52 por ciento, en esos cinco distritos ascendió a 64 y 66 por ciento, e incluso a 80 por ciento.

Asimismo, la proporción de votos en favor del PRI ascendió a cuatro por uno en relación con los obtenidos por Morena. Quebrantándose, de nueva cuenta, la orientación electoral en los comicios, la cual indica que los dos partidos disputaron, a la par, el Poder Ejecutivo local.

En Tejupilco, Valle de Bravo, Atlacomulco, Jilotepec e Ixtlahuaca, el PRI aventaja a Morena con algo más de 260 mil papeletas, un número de votos similar al total de sufragios con el que presumiblemente Alfredo del Mazo supera a la maestra Delfina Gómez en todo el Estado de México.

Alfredo del Mazo supuestamente consiguió, en esa quinteta de distritos, 388 mil 341 sufragios. Pero, cabe subrayar, ni siquiera en las comicios de 2011, cuando el PRI obtuvo la mayor votación de la época contemporánea, consiguió allegarse ahí tal número de papeletas. En ese año, Eruviel Ávila obtuvo 259 mil 934 votos.

Por tales razones, Morena pedirá la anulación de las elecciones en esos cinco distritos. Si lo consigue, la maestra Gómez Villegas sería gobernadora con una distancia de 100 mil votos sobre Alfredo del Mazo.

Entretanto, cabe resaltar que Morena fue el partido que mayor número de sufragios recibió en las recientes elecciones para consolidarse, por un amplio margen, como la primera fuerza política de izquierda en el país.

Sin alianzas, recibió la confianza de por lo menos 2 millones y medio de ciudadanos en Veracruz, Nayarit, Coahuila y el Estado de México.

Enrique Peña Nieto, por su parte, también consolidó su fama. Hoy ya no es sólo reconocido por concederles multimillonarios contratos a las firmas OHL e IGA, ni por la privatización de nuestros recursos naturales. Hoy también es reconocido como el primer mapache electoral del país.


César Cravioto es coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Asamblea Legislativa, puedes seguirlo en sus redes sociales