¿Papá en casa, resultados productivos en el trabajo?

Nuestro columnista Helios Herrera nos habla de las ventajas que tienen los padres que conviven más tiempo en casa

¿Papá en casa, resultados productivos en el trabajo?

Somos un universo de evolución, todo está en constante movimiento, todo se transforma, todo cambia pues, así como la llegada de un hijo a la vida de cualquier hombre lo reinventa para mejorarse, también lo es el rol de padre a lo largo de la historia.

Sin lugar a dudas, en la actualidad los papás desempeñamos un papel más activo en el hogar, más allá de ser los proveedores y sustento de la familia sea porque mamá, por necesidad o desarrollo profesional, decide también trabajar. No importan realmente las razones para ello, lo que es un hecho es que los hombres del mundo moderno somos una nueva y mejorada versión que hacemos equipo con nuestra pareja para, en conjunto amar, cuidar, educar y formar a nuestros hijos.

Un estudio realizado en Misuri, Estados Unidos, determinó que las mujeres que tienen dos o más hijos, presentan una mayor productividad en su carrera profesional. Dentro de este mismo estudio se demostró que los hombres son más productivos cuando tienen hijos en comparación a aquellos que no tienen o sólo tienen uno.

Por otro lado, el sociólogo Gary Barker, afirma que los hombres que se convierten en papás y se involucran en la crianza de sus hijos, son personas que tienen menos ausencia en el trabajo lo que se traduce, en grandes rasgos, a más productividad.

Pues bien, el día de hoy lo que quiero compartir para festejar a aquellos que como yo son papás son las competencias que se desarrollan al ser papá presente en casa y que trascienden significativamente en el trabajo convirtiéndonos en colaboradores productivos.

  1. Mayor liderazgo. El liderazgo es una de las habilidades que más valen actualmente dentro de las empresas. El poder convivir con tus hijos te permite desarrollar actitudes para guiar, motivar, capacitar y establecer metas dentro de un entorno específico; mismas que podrás implementar con tu equipo de trabajo.
  2. Administración. La labor en casa y con los hijos requiere de una gran administración para aprovechar de mejor manera todos los recursos, misma que se requiere dentro de cualquier empresa, ya sea para administrar presupuestos o hasta tiempo.
  3. Comunicación. Este es un reto enorme dentro y fuera de casa, los hijos requieren que nos comuniquemos con ellos de manera asertiva y clara para saber qué hacer y cómo hacerlo. Digamos que es en nuestro núcleo más cercano con quienes podemos poner día a día la habilidad de transmitir adecuadamente nuestros mensajes.
  4. Inteligencia emocional. La vida en general es un cúmulo de emociones y un sube y baja que no termina; los hijos son capaces de hacernos sentir el amor más puro y profundo y a los dos minutos provocarnos una ira descontrolada, que al final del día aprendemos a manejar. En la rutina laboral ocurre lo mismo, así que podrás manejar tus emociones con mayor facilidad.
  5. Manejo de crisis. Con los hijos nos colgamos la capa de superhéroes y encontramos siempre la manera de resolver cualquier situación. Esto sin lugar a dudas nos demuestra de lo que somos capaces y ante cualquier crisis, sabemos que tenemos todas las herramientas para encontrar soluciones.
  6. Valor del tiempo. Como papás sabemos que, si bien no podemos estar un gran número de horas con los hijos, aprovechamos al máximo aquellos espacios de convivencia. En las empresas muchas veces el tiempo no se exprime al máximo, por lo que hacerte consciente del valor que tiene cada minuto, te permitirá no dejarlo pasar así porque sí.
  7. Disciplina. Dentro de casa y en cualquier relación humana, es esencial que existan reglas, acuerdos y normas para una convivencia sana; dentro de casa y con los hijos, ésta es una de las claves más importantes para lograr que la vida se goce de manera adecuada. En el trabajo ocurre lo mismo, es necesario llevar a cabo acciones de manera ordenada y sistemática para que las cosas sean como deben ser.
  8. Compromiso. “Cuando termines tu tarea, vamos al parque”, y lo decimos de manera consciente y comprometida, sabiendo que, si nuestro hijo ya lo escuchó de nuestra boca, a como dé lugar debemos llevarlo al parque terminando la tarea. Los papás involucrados con los hijos, sabemos el valor y significado de un compromiso.
  9. Respeto. Esta es una herramienta básica en cualquier lugar y con cualquier persona; sin lugar a dudas nuevamente la familia es el entorno en donde lo desarrollamos o no lo desarrollamos. Cuando nuestros hijos se brincan los límites de respeto, ya sea entre ellos o con cualquier miembro de la familia, nosotros aprendemos a manejar la situación y reordenar el caos. Ante situaciones de falta de respeto en una oficia, sabremos la manera adecuada de actuar.
  10. Empatía. Los pequeños seres que nos da la vida para cuidar y amar, se meten en nuestras fibras más sensibles y puedo decir que “nos humanizan”, nos hacen ver que nosotros fuimos como ellos y que necesitamos entender y ponerlos en su lugar para aceptar su desarrollo y necesidades. La empatía dentro de las empresas nos ayuda a mediar las diferencias y llegar a acuerdos sin dejar las opiniones de nadie fuera.

¡Hoy es nuestro día! Espero que lo pases rodeado de amor, recordando que, a veces sin saberlo, son los hijos quienes nos hacen ser la mejor versión de nosotros mismos.

Piensa, reflexiona y actúa.

Helios Herrera

TE RECOMENDAMOS: