Carta abierta a Vicente Fox Quesada

Aún recuerdo la noche del 2 julio de 2000, cuando los medios de comunicación confirmaban que por primera vez un gobierno no priista gobernaría el país

Carta abierta a Vicente Fox Quesada

Todavía recuerdo la noche del 2 julio de 2000 cuando en los medios se confirmaba que, por primera vez, un gobierno no priista gobernaría el país

Aunque he de confesar que yo no creí en esa alternancia (mi voto fue para Cuauhtémoc Cárdenas), sí me alegró la derrota del PRI y el entusiasmo de millones de mexican@s que albergaban una gran esperanza ante la posibilidad del cambio.

Pronto llegó la decepción de esos millones de ciudadan@s, al ver que el gobierno que encabezaste era más de lo mismo, que en lugar de desmantelar las estructuras de poder priistas, pactaste con ellos. Como ejemplo pongo el caso del escandaloso asunto del Pemexgate que demostró la utilización de recursos del sindicato petrolero a favor del PRI, y en lugar de encarcelar a los líderes sindicales, tu gobierno los protegió.

Lejos de acabar con las tepocatas, víboras prietas y alimañas, como recurrentemente prometiste en campaña, en tu gobierno creaste, bajo tu amparo, una nueva clase de alimañas pro panistas.

Al respecto, te recuerdo que de 2000 a 2006, en tu sexenio, los hijos de tu esposa Marta Sahagún, Manuel y Jorge Bribiesca, junto con su tío Guillermo Sahagún gestionaron contratos con Pemex por 5 mil 929 millones de pesos en favor de la empresa Oceanografía.

De tal modo, no sólo le fallaste a México en cuanto al combate a la corrupción, sino también en mejorar las condiciones de vida de l@s mexican@s, al no modificar el sistema económico que ha empobrecido a la mayoría de los que gobernaste, pese a que tuviste un sexenio extremadamente favorable, ya que el precio del barril del petróleo se llegó a vender en más de 100 dólares ¿Qué hiciste con todo ese dinero? ¡Es más! tú impulsaste el IVA a alimentos y medicinas que, afortunadamente, no aprobó el Congreso.

Y si fuiste cómplice e inepto en los temas antes mencionados, qué decir de tu traición a la democracia. A ti, que llegaste al poder por el voto masivo de los mexicanos, sin mancha de fraude, te bastaron cinco años para volverte igual o peor que tus antecesores priistas.

Además de no cumplir con muchas de tus promesas de campaña fuiste poco serio en tus afirmaciones, como cuando dijiste que ibas a acabar con el problema zapatista en 15 minutos

Primero fue el bochornoso asunto del desafuero, mediante el cual quisiste, por las malas, sacar de la contienda al jefe de Gobierno del Distrito Federal, y después al interferir, de manera ilegal, para favorecer fraudulentamente al candidato de tu partido en las elecciones presidenciales de 2006.

No conforme con ello, en el siguiente proceso electoral por la Presidencia llamaste abiertamente a votar en favor de Enrique Peña Nieto, candidato del PRI y no de tu partido y que hoy mal gobierna a este país. Vicente Fox, tú eres corresponsable del retorno del PRI al poder y de las nefastas consecuencias que esto ha traído para la mayoría de mexicanos.

En estos días has declarado que utilizarás todas tus artimañas para que Morena y López Obrador no ganen las elecciones en 2018, pero, por fortuna, tu desprestigio es tal que esas declaraciones en lugar de afectar fortalecen la buena imagen de Morena. Deberías de tener vergüenza y explicarle a los mexican@s qué te mueve para tratar de impedir que Morena gane en 2018.

Como tú no vas a hacerlo, yo, en este espacio, voy a explicarlo: al ganar Morena se te va a acabar la pensión millonaria que como expresidente recibes y que pagamos todos los mexicanos, que junto con los sueldos de tus colaboradores asciende a casi 50 millones de pesos anuales. Cuando Morena gane, tú y tus familiares van a dejar de hacer negocios y de recibir prebendas del gobierno y, por supuesto, no habrá más inversiones públicas que beneficien directamente a tus propiedades.

Sabes bien de qué hablo: por dar tan sólo un ejemplo, en 2106 el gobierno de Guanajuato gastó 32.1 millones de pesos para rehabilitar con recursos públicos tu rancho. Y con dinero público se han pavimentado las calles que convergen al Centro Fox, al restaurante Las Delicias de San Cristóbal, y al hotel boutique San Cristóbal, todos ellos de tu propiedad.

Vicente Fox, lo quieras o no, en 2018 ganará Morena y con ello iniciaremos un profundo cambio en el país, cosa que tuviste la oportunidad de hacer y por corrupto y zacatón no lo hiciste, así que mejor hazte a un lado y no sigas estorbando la transformación del país.