Paga y se quedarán: Rotación laboral

Si los gerentes están satisfechos y emocionalmente estables en su empleo, las empresas para las cuales trabajan tienden a reportar mayores ingresos.

Paga y se quedarán: Rotación laboral

México es el país de mayor rotación laboral, de acuerdo con organismos especializados. Es un problema para empleadores. Cuesta conseguir personas adecuadas, entrenarlas, y luego dejarlas ir.

Hay una discusión respecto a cómo prevenir este problema de competitividad. Empresas han crecido aplicando estudios de "360 grados" y de "clima laboral". Afirman que las personas se van del trabajo porque hay mal "clima". Como resultado, las empresas gastan en hacer sentir mejor a sus empleados… y mantienen sueldos bajos.

Una perspectiva menos atractiva para consultores es pensar porqué la gente se cambia tanto de empleo.

En promedio, los mexicanos activos cambian cada 4 meses de empleo. Es combinación de un mercado que ofrece oportunidades y, a la vez, sueldos precarios. Si las personas ganan bien, y las tratan bien, entonces no hay razón para buscar más. Si en cambio no ganan bien, y no hay opción, entonces tampoco hay rotación. Pero si no hay satisfacción con el empleo actual, y en el mercado hay oportunidades, entonces hay rotación.

Desde hace años, INEGI ofrece una herramienta para poder probar las hipótesis, entre los mexicanos, acerca de la satisfacción laboral. El módulo de Bienestar Auto Reportado, BIARE, permite monitorizar el bienestar y satisfacción de los mexicanos acerca de distintas dimensiones de la vida humana.

Con base en estos datos, se puede identificar que la principal razón que hace que los mexicanos se sientan insatisfechos con su trabajo actual tiene que ver con las condiciones materiales de su empleo. Hay otras razones, las mismas que los consultores de recursos humanos recomiendan atacar, pero sólo después de que se percibe que el ingreso alcanza para pagar un mínimo de satisfactores.

¿Interesa a los empresarios la satisfacción laboral? ¿Tiene esto que ver con la competitividad? De hecho sí, datos de la Red de Estudios Latinoamericanos de Administración y Negocios, permiten identificar que el grado de resiliencia y satisfacción de los gerentes se asocia con la permanencia que las empresas tienen en el mercado.

Si los gerentes están satisfechos y emocionalmente estables en su empleo, las empresas para las cuales trabajan tienden a reportar mayores ingresos. Y a la vez, esta satisfacción y estabilidad emocional depende de cuánto ganan. Es decir, de mayores salarios depende el éxito de las empresas. No al revés.

¿Hemos escuchado a empresarios decir que hay que mantener “la disciplina” porque los salarios restan competitividad? La próxima vez que escuchemos una discusión sobre rotación, sabremos qué decir: Paga y se quedarán.