Tener una familia así

Según el maestro Juan Carlos Hernández Meijueiro, “a quien demostraba empatía por algún menor, se pensaba que padecía de un desequilibrio mental temporal”

Por Fernanda Tapia

A últimas fechas han sonado más, pero la verdad es que siempre hubo casos a lo largo del historia y de las diferentes culturas o países donde el padre o madre matan a sus hij@s y después intentan quitarse la vida. La antropología ha dado cuenta de ello y la nota roja de todos los tiempos lo documenta. Ahorita tenemos encima el caso Mireya Agraz. ¿Tendrá sus atenuantes?

Curiosamente cuando Barbie, mi asistente, y yo, nos echamos un clavado a los anales de la historia, todo va quedando sumergido en el llamado maltrato infantil. ¿Las razones de estos filicidios? Muchas: la presencia de un defecto congénito (esquimales, indios Mohaves), supersticiones (Ghana), rituales de sacrificio (fenicios), control de la población, la ilegitimidad del hijo, por tratarse de un hijo no deseado (Roma) o la incapacidad de la pareja para poder cuidarlo. El filicidio es taaaaaaan antiguo que hasta se habla “de las madres que asesinan a sus hijos como de las madres Medea”. Permítanme aclararles que ese amor que hoy sentimos y mostramos por los niños, no era algo común ni “natural” en la Edad Media y periodos anteriores. Según el maestro Juan Carlos Hernández Meijueiro, “a quien demostraba empatía por algún menor, se pensaba que padecía de un desequilibrio mental temporal”. Además las diferentes “civilizaciones” han utilizado diversos argumentos para justificar la matanza de niños. Digo, Herodes no necesitaba justificarse ante nadie…pero léanle nomás: filicidio altruístico, el que tiene como motivación el alivio al sufrimiento propio del estado (aparente o real) de malestar en que se encuentra el hijo al cual se asesina. En este tipo de filicidio, es usual que el suicidio de uno o ambos progenitores siga a la muerte del hijo.También está el filicidio psicótico, en este caso una enfermedad mental (psicosis, esquizofrenia, etcétera) lleva al progenitor (padre o madre) a acabar con la vida de su hij@. Filicidio del niño no deseado: aquí es la madre la que asesina a su hij@, ya que no desea su nacimiento en virtud de causas como una paternidad ilegítima (violación, embarazo no programado) o el que la criatura no sea del sexo buscado por uno o ambos progenitores.

Cuando el hijo o la hija es un feto, adquiere el nombre de feticidio. Filicidio accidental: aquí la muerte del hij@ no es intencionada, pero los padres tienen gran responsabilidad criminal debido a que, tal y como se concibe la categoría, el hijo o la hija muere a causa de abusos y maltratos. Hum, no sé por qué me viene a la mente la niña Paulette. Filicidio vengativo: aquí, uno de los dos progenitores asesina al hij@ para hacer sufrir al otr@ progenitor (porque le ha sido infiel, le ha maltratado, etcétera), transfiriendo así la manifestación de ese odio al hijo o hija. El subtexto es: ¡QUE SE JODA! Según el país, se maneja un porcentaje diferente, pero la realidad es que estadísticas del FBI muestran el hecho de que, “siendo las mujeres responsables del 13% de los crímenes violentos en general, lo sean del 50% de los casos de filicidios en particular”. Según los que saben, “las madres filicidas en general matan al hijo-hija cuando tiene entre 0 (neonato) y 6 años, mientras que los padres filicidas en general matan al hijo-hija cuando está en la adolescencia o en la adultez”. La mayoría de madres filicidas tienen menos de 40 años, mientras que la mayoría de padres filicidas tienen más de 40 años.

LO CHIDO

Esto es para que abramos los ojos con morbo. De NO creerlo.

• Desde épocas remotas, el asesinato de los hijos ha sucedido como parte de ritos primitivos, donde se ofrecía la vida de un hijo a un determinado dios; pasando por modalidades más atenuadas de filicidio como la mutilación parcial de los genitales (circuncisión), con pretextos religiosos.

• En Roma, el patriarca familiar podía decidir si el niño era conservado y criado o dejarlo expuesto a la muerte; en las doce tablas de la ley romana, obligaban a éste a dejar morir al hijo visiblemente deforme. Aunque el infanticidio se convirtió en delito en la ley romana en el año 374 d.C., los infanticidas raramente eran juzgados. Una práctica descrita en el texto romano anteriormente mencionado, era untar el seno de la madre con residuos de opio, y así el bebé lactante moriría sin causa externa aparente.

• Un filicidio famoso fue el del cantante Marvin Gaye, asesinado por su padre el 1 de abril de 1984, la víspera de su 45 cumpleaños. En México, Claudia Mijangos, joven de 33 años, asesinó a sus tres hijos, apuñalados en un arrebato de locura y diciendo que oía voces que le ordenaban hacerlo.

LO QUE CALIENTA

En relación con los varones que cometen filicidio, Putkonen et al. (2011) los clasifica en dos tipos: hombres con trabajo, que se encuentran en un proceso de separación y tienen como objetivo el filicidio-suicidio debido a su desesperación, y hombres impulsivos y antisociales.

No existen diferencias significativas en cuanto al género de las víctimas. Sin embargo respecto a la edad, son los niños más pequeños, especialmente los menores de seis meses, los que tienen mayor riesgo de ser víctimas de asesinato a mano de sus madres. Es a partir de los dos años de edad, cuando el riesgo de ser víctima de filicidio está más relacionado con la figura paterna.

Grecia. En el mito griego de Edipo Rey, éste es condenado a morir por sus propios padres. Un mito griego menos conocido es la leyenda de Medea, quien para vengarse de la infidelidad de su esposo Jasón mata a su rival y a sus dos hijos como acto de odio pasional.

ARRIBA

En la mitología helénica-romana, Saturno, hijo menor de Coelus (el Cielo) y de la antigua Tellus (la Tierra), obtiene de su hermano mayor Titán (tras derrocar al padre) el favor de reinar en su lugar. Titán pone una condición: que Saturno debía matar a toda su descendencia, para que la sucesión del trono se reservase a sus propios hijos. El mito refiere que Saturno —casado con Ops (Rea)— tuvo varios hijos, a los que devoró ávidamente, cumpliendo con lo pactado entre hermanos. Él sabía que algún día sería destronado por uno de sus hijos, por lo que le exigía a su esposa que le diese a los recién nacidos para asesinarlos.

ABAJO

Ops logra salvar a Júpiter, quien en la adultez hace la guerra a su padre, lo derrota y expulsa del cielo. La dinastía de Saturno perduró en detrimento de la de Titán.

PARA PENSARLE

El reciente caso de Mireya Agras destapó la caja de Pandora. Mientras el constructo social ordena que se le hinche mediáticamente y en las redes sociales, después algunas organizaciones se ocuparon de hacer conocer el infierno que Mireya y sus hijos vivieron a manos de su ex marido para llegar a un estado mental en donde se puede tomar una decisión conjunta con los abuelos del tamaño de : “es preferible morir con los niños que dejarlos en manos del padre agresor sexual”. ADIVAC asegura que el niño fue dictaminado como “violado por el padre” y que el menor lo señaló directamente. El menor aseguraba que el padre usaba una máscara. Y sigue la investigación para comprobar si una de las gemelas de seis años fue abusada por el padre en el lapso de los 10 minutos que podía verla en presencia de cuidadores de ley.

La pequeña asegura que lo hizo “cuando la llevó al baño y que la enfermera que los miraba no hizo absolutamente nada”. Otros casos de horror: Gesche Margarethe Timm, conocida popularmente como el ángel de la muerte de Bremen: alemana, asesina en serie, que entre 1813 y 1827 asesinó con arsénico a 15 personas, todas familiares y amigos cercanos, entre los que se encontraban sus dos padres, hermano y tres de sus hijos. Francisca Rojas de Caraballo, considerada en la ciencia criminalística como la primera persona en el mundo condenada por la evidencia confirmada de sus propias huellas digitales. El 29 de junio de 1892, y a sus 27 años, asesinó brutalmente a sus dos hijos (de seis y cuatro). Katharina Katit-Stäheli, 40 años. En enero de 2014 degolló a su bebé de diez meses en el hospital donde era tratado de hidrocefalia. Tras los hechos intentó suicidarse cortándose el cuello, pero no lo logró. Y el caso del suicidio colectivo en hotel de Ixtapa; donde padre, hija y nieta pactaron morir. Margarita Castillo Nuñez fue sobreviviente del suicidio colectivo llevado a cabo la madrugada del 27 de enero por los tres turistas en un hotelazo del puerto.

EJECUTADOS

Increíble, pero la versión oficial, que al día de hoy, dice que son 9 mil 917 ejecutados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo