¿Un Mercedes-Benz pick-up? Su nombre: X-Class

Finalmente conocimos este producto que para su presentación contó con un gran evento realizado en Sudáfrica, uno de los mercados para los cuales se ha desarrollado este vehículo de trabajo. Daimler nos confirma que está en todos los nichos de mercado. X-Class, un nombre que nos deja ver que le quieren posicionar como multipropósito, y del cual se espera sea lo suficientemente atractivo y versátil incluso para preferirle por sobre algunos crossovers del mercado.

La marca encontró el potencial de este vehículo con base en un minucioso análisis, por lo que seguramente confirmaremos un buen caso de negocios. Lo ha dotado de todo lo que Mercedes-Benz presenta en sus camionetas y sedanes de lujo, pero con la versatilidad que le brinda un área trasera de carga que, es la primera vez que admiramos en la marca. Dos motores a diésel, dos más a gasolina, dos cajas de transmisión, tracción delantera y a las cuatro ruedas abren la discusión.

¿Mercedes-Benz la necesitaba?

Quizá en algunos mercados, apueste a que sí, toda vez que sus rivales alemanes no han hecho por crear una división de vanes para pasajeros o división de transporte de carga; Mercedes-Benz conoce al cliente, al distribuidor y cómo funciona el servicio de vehículos de trabajo. Por muy raro que me parezca ver “la estrella” en la tapa trasera del área de carga en el X-Class, lo innovador permanece. El ejemplo más destacado lo recuerdo con la Clase ML (GLE actual), en donde resultaba particular ver un Mercedes-Benz de esas dimensiones. Finalizo mi comentario destacando su lanzamiento en Sudáfrica, pues no esperaron al Auto Show de Frankfurt, lo que sin duda confirma que tienen otra “arma secreta” lista para el 14 de septiembre…