Frente, fuerte y firme

El Frente Amplio Democrático se fortalece conforme pasan las semanas con cada político que se autodestapa para encabezar esta coalición

Frente, fuerte y firme

Desdeñado en un principio para algunos, el Frente Amplio se fortalece conforme pasan las semanas. Cada día un personaje distinto habla de la fortaleza de una alianza opositora, cada día un político se autodestapa para encabezar esta coalición. Aunque algunos criticaron el FA, ahora lo impulsan.

Su amor repentino por encabezar una alianza PAN y PRD no fue instantáneo, fue calculado cuidadosamente, pues representa realmente la posibilidad de ganar la Presidencia de la República en el 2018.

De acuerdo con una encuesta reciente de El Economista (esta semana) , la alianza PAN-PRD-MC obtendría, si hoy fueran las elecciones presidenciales, un 21.7% de los sufragios, mientras que la alianza de Morena-PT ganaría el 16.7% de los votos, el PRI y su aliados históricos se quedaría en un rezagado tercer lugar con 15.9% y los independientes se repartirían un 5.5%.

La fortaleza de una megaalianza electoral, principalmente entre PAN y PRD ha mostrado contundencia. El año pasado se ganaron tres Durango – Quintana Roo y Veracruz, mientras que este año se ganaron en tres entidades Coahuila – Nayarit y Veracruz (municipios) , de cuatro.

A pesar de esta efectividad, persisten resistencias políticas sociales a una alianza por una lógica basada en una ideología retrógrada.

De acuerdo con datos históricos, las coaliciones entre PAN y PRD datan de casi dos décadas, casi 20 años en los que ambos partidos decidieron aliarse para intentar cambiar los malos gobiernos, los malos legisladores, los malos alcaldes.

De 1999 a 2017, el Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática han competido en alianza en 15 elecciones locales, de las cuales han logrado la victoria en 12, lo que les da un promedio de triunfo de un 80%.

Según reportes oficiales, la primera vez que se aliaron fue en 1999, cuando mandaron al mismo abanderado en dos elecciones: Coahuila y Nayarit. En la primera, su abanderado Juan Antonio García perdió ante el priista Enrique Martínez y Martínez; sin embargo, en Nayarit el aliancista Antonio Echeverría venció al priista Lucas Vallarta. Este panista fue el primer gobernador emanado de una coalición PAN-PRD, además de que logró la alternancia en esa entidad, que este año se volvió a ganar con la misma fórmula.

Otros datos de esta alianza fructífera: De 2000 a 2013, estos partidos se aliaron en seis ocasiones y ganaron las gubernaturas de Chiapas, Yucatán, Oaxaca, Sinaloa, Puebla y Baja California, lo cual marcó el récord a siete ganados y uno perdido.

El mejor año de la alianza entre panistas y perredistas llegó en 2016, cuando fueron en alianza por cinco gubernaturas y se logro el triunfo en tres.
En 18 años se han conseguido 12 triunfos contra tres descalabros, lo que da una efectividad de 80%, número positivo.

Esta coalición PAN-PRD sirve también como sinergia para que ambos partidos logren una alianza ante eventuales fraudes electorales, como el que este año hubo en Coahuila. Acción Nacional salió a defender el triunfo de Guillermo Anaya y a desconocer los resultados por innumerables irregularidades, no solo por el rebase en el tope de campañas. A los panistas se le sumaron el PRD y hasta Morena en una especie de Frente contra el PRI, contra el fraude, contra una elección de Estado.

El Frente Amplio es viable. La experiencia sostiene que es efectiva. Los datos son duros y están a la vista de todos. Ricardo Anaya y Alejandra Barrales trabajan despacio, con firmeza no adelantan tiempos ni se dejan presionar por los autodestapados. Están cuidado las formas, los tiempos y el fondo. En este momento la prioridad está en fortalecer los acuerdos para un gobierno de coalición.

Después llegará el momento y el método de quién encabezará el frente amplio opositor , el cual deberá estar cuidado, blindado y que este no permitirá ninguna injerencia, ninguna intervención, ningún sabotaje ni del PRI ni de Morena, ni de ninguno de los autodestapados. El Frente Amplio Va, Fuerte y Firme.