Mentiras o verdades a medias... en Facebook

Dicha red social existe hace 13 años y hasta hoy tiene más de mil 800 millones de usuarios, la cual ha cambiado la dinámica de nuestra sociedad

Por Publimetro

Por: Claudia de la Fuente

Esta semana me puse a hacer memoria, ¿cuánto tiempo llevamos usando Facebook? Yo recientemente cumplí 10 años con mi cuenta. Toda una millennial, dirían por ahí.

Me puse la cuenta porque estaba de moda; había conocido a decenas de personas en el Fórum Universal de las Culturas y era una de las formas modernas de hablarnos.

Facebook existe hace 13 años y hasta hoy tiene más de mil 800 millones de usuarios. Si bien ha cambiado la dinámica de nuestra sociedad, nos acerca, nos permite mostrar nuestra ventana al mundo globalizado y se ha vuelto un escaparate emocional (y mucho), aún no es el medio definitivo para cubrir la totalidad de la comunicación entre todos nosotros.

Por la brecha generacional, por costumbres, por economía, porque simplemente no a todos les gusta, aunque suene extraño.

Y es que, sí, todos conocemos a alguien sin Facebook. A los abuelos por ejemplo, que aún siguen escuchando la radio por la mañana o existe quien busca al repartidor de periódico para leer o enciende la televisión para ver algo más.

Facebook debe venir a ser una herramienta que sume, no sustituye, porque la naturaleza “en desarrollo” de nuestro mundo no nos lo permite y porque, como todo, no es ni será la totalidad de algo, en este caso, la comunicación.

Este tema lo abordo porque cada vez veo más informalidad y cinismo plasmado en las redes sociales cuando de información se habla, creyéndolas totales y perfectas.

Bueno, este sólo fue el parte aguas de mi tren de pensamiento.

Vivimos en un país con gente de todas las edades y de todos los estratos sociales. Y son más los que tienen menos, que no se nos olvide. Entonces, quiero decir que hay muchas otras prioridades antes que estar en Facebook. Bueno, aunque sabemos hay quienes se dan el lujo de la pérdida de tiempo (que levante la mano el que no).

Y en Facebook, si bien la comunicación se disfraza de directa y honesta, no podemos confiar en la totalidad de lo que vemos. Si no podemos hacerlo con todo lo que tenemos en frente, imagínate ahora virtual.

Y es que, dime si no, entrando a detalle en las redes te lo pregunto: ¿te has encontrado una vez que la noticia que compartiste era falsa? Si es así, puedo apostar que, o te la crees y te das cuenta días después que era mentira, o vuelas a cualquier medio que llaman tradicionales —que más bien prefiero decirles multi plataforma— para corroborar la verdad. Televisión, radio, periódico, impresos, los de siempre, los que tienen una estructura periodística y los que han adaptado sus canales de comunicación.

Internet es infinito, volátil y con contenido de interés efímero.

Y si bien, plataformas como el mismo Facebook están trabajando por reducir esos márgenes de desinformación, no podemos confiar siempre de lo que vemos en redes, que por su naturaleza, así son, infinitas y cercanas al error. Y mucho menos considerarla la única forma de intercambiar información.

¿O tú que dices?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo