Coahuila, la batalla perdida para Riquelme

El candidato del PRI habría rebasado el tope por 7.86%, mientras que la Coalición Alianza Ciudadana por Coahuila, de Guillermo Anaya, por 4.56%

Coahuila, la batalla perdida para Riquelme

El 17 de julio pasado, el Consejo General del INE resolvió que la Coalición Por un Coahuila Seguro, encabezada por Miguel Ángel Riquelme, habría rebasado el tope por 7.86%, mientras que la Coalición Alianza Ciudadana por Coahuila, de Guillermo Anaya, por 4.56%.

El tope de los gastos de campaña autorizado quedó en 19 millones 242 mil 478 pesos. Riquelme reportó gastos por 17 millones 315 mil 458 pesos… pero se le “olvidó” reportar el gasto de 7.8 millones de pesos más, lo que da un total de 25 millones 223 mil 700 pesos.

Los gastos no reportados por el PRI y que quiso hacerse disfrazar con artimañas incluyen pagos a los representantes de casilla del PRI, así como propaganda diversa: pinta de bardas, espectaculares, eventos políticos realizados en lugares alquilados y contratación de grupos musicales.

Al rebasar por más de 5% el tope, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación debe anular la elección y sancionar al candidato priista Miguel Ángel Riquelme para que no participe en el nuevo proceso electoral en Coahuila.

Guillermo Anaya estaría en posibilidad de volver a contender, por no haber rebasado el tope autorizado. Con todos estos elementos, los magistrados electorales tienen las bases para anular la elección en Coahuila, lo cual sería un hecho sin precedente, dado que en esta entidad aún no se vive la alternancia por la necedad de los Moreira de mantenerse en el poder.

Si alguien sabe de estos temas es Luis Carlos Ugalde, exconsejero presidente del INE, quien aseveró en días pasados que “si el INE comprueba que se rebasó el tope de gastos de campaña, eso es literalmente una causa suficiente para anular la elección, siempre y cuando los elementos probatorios del Instituto sean suficientes, fehacientes y estén comprobados”.

Sin embargo, esta semana, dirigentes y representantes del PRI han estado presionando a los magistrados electorales, para tratar de defender lo indefendible, para intentar disfrazar un gasto que se hizo pero no se comprobó.

Además, en las últimas semanas se ha visto muy movida a la senadora priista Hilda Flores por aquella entidad. Recorre comunidades en una especie de precampaña. Al interior del tricolor afirman que, ante la amplia posibilidad de que la elección sea anulada, esta legisladora sería la que competiría contra Memo Anaya, quien por cierto, sigue como cabeza en las preferencias electorales en Coahuila.

Dejando a un lado la grilla ¿qué dice el artículo 79 de la Constitución Política del Estado de Coahuila? que si por cualquier motivo la elección de gobernador no estuviere hecha y declarada el 1 de diciembre, deberá nombrarse a un gobernador interino, el cual será designado por el Congreso estatal, pero si este no estuviere reunido, la Diputación Permanente designará un gobernador provisional.

De concretarse esta ruta crítica, el Instituto Electoral de Coahuila será el encargado de expedir la convocatoria de elección extraordinaria, proceso que deberá concluir dentro de los 90 días siguientes al de la designación del gobernador interino.

Coahuila se merece un cambio, se merece la alternancia, ya sufrió muchos años los embates de Los Zetas, solapados por los hermanos Moreira, familia que ha sido investigada, dentro y fuera del país, por sus nexos con el crimen.

Ricardo Anaya expresó el martes pasado su confianza en que en este proceso electoral prevalezca la legalidad: “confiamos en este tribunal, confiamos en que se hará justicia, en que se anulará la elección y en que habrá nuevos comicios en el estado de Coahuila. El gobernador, estoy seguro, será Memo Anaya”.

Y é, Memo Anaya, es precisamente el único que representa un cambio verdadero en Coahuila, el único al que no le temblarán las manos para castigar los actos de corrupción cometidos durante casi tres lustros y el único que no pactará con el crimen. Coahuila se merece algo mejor y esta es su oportunidad.