Instrucciones para darle sentido a un eclipse

Para ser leídas con: “Track of Time”, de Anna von Hausswolff

Instrucciones para darle sentido a un eclipse

Hay muchos viendo hacia abajo, en el retrete. Pero hay otros viendo las estrellas.
-Oscar Wilde
Paso 1. Respete la posibilidad de quedarse boquiabierto

¿Qué puede representar un eclipse junto al hecho trágico de que un celular se esté quedando sin pila?
Así como en la vida indígena quedaba claro que el Sol y la Luna ejercían una notable influencia sobre la vida cotidiana de los seres, trate de encontrar respeto sobre aquello de lo que vale la pena ser sorprendido. Especialmente si en dicha cosmovisión, cada vez que se trastocan o se “apagan” quienes dominan el horizonte, manifiestan cierto peligro o zozobra, sobre todo por ser algo sobre de lo cual, ni siquiera el más hablador puede hacer algo al respecto.

Paso 2. Evolucione sus interpretaciones de un eclipse

Imagine por favor, que, por ejemplo, para los mayas, un eclipse representaba el peligro de que alguno de los astros pereciera. Aquél sobre del cual pendían sus cosechas o el que iluminaba el caminar por la noche, por tomar sólo dos funciones inmediatas. Los tzotziles, en cambio, pensaban que cuando esto sucedía, era porque los astros enfermaban o eran atacados por seres como el Poslob. Los quichés sólo apuntan al hecho de no haber mayor signo de que algo no andaba bien, que un eclipse. Por eso se encerraban en sus casas y bajo ningún motivo dirigían la vista al fenómeno. Pero los tojolabales daban otro ángulo a esto: pensaban que el Sol hacía un descomunal esfuerzo para alcanzar a su querida esposa, la Luna, aunque hay otras versiones que hablan de que los astros eran amenazados y mordidos por mitológicas hormigas llamadas Bajte’. Los Ch’oles veían en un eclipse la muestra clara de que el Sol se estaba quemando, en una especie de mítica extinción. Para un ciudadano mexicano y urbano, mientras éste pueda seguir posteando en su celular, no habrá peligro que temer y el cosmos puede hacer consigo lo que guste. Él estará atento para hacer un live streaming de ello.

Paso 3. Entienda a dónde va su eclipse

Un eclipse representa, en un país que hace de los excesos la norma, el desafío para intentar aclarar lo inexplicable. En México no hay duda, que lo que no hace ruido o abre quijadas, no es digno de atenderse. Así que use todos sus recursos para cobijar la precaución, sólo a sabiendas de que en el instante que pase, se armará un carnaval anticipadamente planificado. Nada más disfrutable y merecido que una fiesta postapocalipsis cuando uno es rodeado por socavones, corruptelas, y homicidios. Tal vez, como lo leían nuestros antepasados, el eclipse está intentando hacer llegar un significado que va mucho más allá de una selfie o de varios likes en Instagram.