Cierran paso a fiscales a modo

En la Comisión Permanente del PAN se acordó no aceptar el pase automático de Procurador a Fiscal

Cierran paso a fiscales a modo

El PAN pasa de los dichos a los hechos en materia anticorrupción. Desde hace meses, Acción Nacional y Ricardo Anaya han advertido que no entregarán un cheque en blanco al gobierno federal respecto al Fiscal General, que reemplazará al actual Procurador General de la República.

Y va en serio. Ayer, en el seno de la Comisión Permanente de Acción Nacional, se acordó la postura política con respecto al fiscal general y anticorrupción: NO al pase automático de Procurador a Fiscal, que haría a Raúl Cervantes Andrade Fiscal de la nación.

Desde las trincheras del PAN en el Congreso de la Unión exigirán que el nombramiento del nuevo funcionario sea apartidista y no un militante de algún partido político. Con esta decisión se cierra el camino al pago de prebendas, al pago de favores entre los amigos del PRI- Gobierno.

De esta manera, “todos”, absolutamente todos los legisladores están obligados a seguir la posición política del PAN en la materia y, con ello, refrendan su compromiso con el combate a la corrupción.

Y lo mejor de todo es que cualquier legislador que quiera hacerle el juego al PRI Gobierno se encontrará en desacato del partido y, por lo tanto, será sancionado. Parece que el mensaje tiene diversos destinatarios en el Congreso de la Unión y en los congresos estatales.

La respuesta del PRI-gobierno fue inmediata: amenazas. No contra la figura de Ricardo Anaya, sino de su familia. Otra vez vuelven a utilizar asuntos familiares para tratar de pegarle al único presidente partidista decidido a enfrentar al gobierno y tratar de frenar la corrupción, de tajo, con el nombramiento del responsable, precisamente de investigar y sancionar los actos de corrupción de este gobierno y los que vienen.

La amenaza cumplió su objetivo, pero en sentido inverso. Unió a los panistas. El CEN, aspirantes presidenciales y cuadros políticos se unificaron en una advertencia a los círculos del poder del gobierno: no nos van a doblar, no vamos a permitir impunidad con el fiscal.

Esa es y será la postura de Acción Nacional sobre el tema de la designación de los fiscales, misma que seguramente será respaldada por las principales fuerzas políticas del país y la sociedad en general.

Con esto, el PRI-gobierno deberán ceder en su exigencia y permitir el paso de un fiscal general independiente, que realmente garantice la procuración y acceso a la justicia, tan negada en este sexenio, que ya casi termina para el gozo del pueblo mexicano.

Ricardo Anaya ha librado desde hace meses una campaña negra en su contra, la cual lo trata de incriminar en actos indebidos cuando su vida ha sido completamente transparente. Fue de los pocos líderes que ha hecho pública su declaración patrimonial y cada peso de él y su familia está plenamente justificado, tanto por salarios como por actividades empresariales.

De tal forma que este líder queretano se mantiene tranquilo y sereno ante la posibilidad de que esta guerra sucia en su contra se mantenga.

Ojalá PRI- GOBIERNO pudiera hacer públicas sus declaraciones, para saber cómo se enriquecieron. Eso no va a pasar. No están obligados por ley y eso lo aprovecharán para seguir haciendo negocios sin pudor, sin rendir cuentas. Saben que el tiempo de esta administración terminó, que los escándalos de corrupción lo han marcado para siempre,

El tiempo se les acabó y eso lo saben.