A refrendar el Acuerdo Político de Unidad

Militantes de base del PRI, PAN, PRD, Verde y Movimiento Ciudadano también han firmado el trascendental Acuerdo, así como legisladores de esos partidos e importantes representantes del sector empresarial

A refrendar el Acuerdo Político de Unidad

A convocatoria expresa de Andrés Manuel López Obrador, el próximo domingo 3 de septiembre se revalidará, en el Monumento a la Revolución de la Ciudad de México, el Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México.

En el mismo sitio, el pasado 9 de abril el presidente nacional de Morena advirtió, ante los ciudadanos ahí congregados para la firma del Acuerdo:

“Estamos aquí para refrendar nuestro compromiso de continuar luchando hasta lograr el renacimiento de México. Entre todos los sectores de todas las clases sociales, de todas las religiones. Pobres y ricos habremos de sacar a nuestro país del atraso, de la pobreza y de la marginación”.

Con el propósito de promover la firma de este Acuerdo, López Obrador ha recorrido la República. Y miles de ciudadanos han respondido a su llamado para suscribir el programa nacional de Morena destinado a transformar a México a partir de 2018.

Militantes de base del PRI, PAN, PRD, Verde y Movimiento Ciudadano también han firmado el trascendental Acuerdo, así como legisladores de esos partidos e importantes representantes del sector empresarial.

Y muchos se han incorporado a las filas de Morena.

Con la sola excepción del Partido del Trabajo, López Obrador ha reiterado que Morena no establecerá alianza alguna con las dirigencias de esos partidos porque son las responsables de la tragedia nacional. Porque a principios del sexenio de Peña Nieto, al firmar el Pacto por México, sellaron su propia alianza con la mafia del poder.

En contraposición con esa componenda, el Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México impulsa otro tipo de alianza, desde abajo, con los sectores de la sociedad afectados por el modelo neoliberal para darle un golpe democrático de timón al gobierno de la República.

La firma del Acuerdo de Unidad es, en efecto, muy importante, porque no es responsabilidad de un solo hombre, ni de un solo partido la transformación del país. Por el contrario, como subraya López Obrador, se requiere la participación de todo un pueblo y “necesitamos unirnos, todos, con independencia de la clase social a la que se pertenece o del sector económico. Se tienen que unir mujeres y hombres de buena voluntad para lograr el ideal superior que es la transformación del país”.

Morena, al proponer una alianza de este tipo, ha conseguido abrir un gran espectro político constituido por gente de sectores variopintos e ideologías diversas para que se involucren en el renacimiento de México.

Y ha obtenido el respaldo de millones de mexicanos. Tan es así, que en los recientes comicios Morena logró acrecentar de forma exponencial su presencia. Y hoy se da a la tarea de convencer a los estados del norte de la República, como Nuevo León, de la necesidad impostergable de impulsar el cambio.

Cabe recordar que fue en su Congreso del 20 de noviembre de 2016, que Morena aprobó la convocatoria abierta a firmar el Acuerdo para luchar, por la vía pacífica y legal, por un cambio de régimen y para hacer de la honestidad una forma de vida y de gobierno.

Desde entonces se advertía que la tarea entraña grandes dificultades, porque nuestros adversarios están en las cúpulas del poder económico y político y en las burocracias corruptas de los partidos.

Estábamos convencidos, y lo estamos, de que con esta nueva forma de hacer política se logrará el bienestar material y el bienestar del alma para la felicidad de todos. En torno de estos ideales, subrayábamos, nos cohesionaremos las fuerzas progresistas y democráticas de México.
Los ciudadanos libres y conscientes nos reuniremos de nueva cuenta este 3 de septiembre, en el Monumento a la Revolución, para refrendar el Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México.

Allá nos vemos.