Toyota sigue creciendo en México…

La armadora llegó a las 100 mil y casi nadie los vio pero ya están cerca de colocarse en un lugar donde nadie los podrá quitar.

Toyota sigue creciendo en México…

Haciendo cálculos y platicando con distintos ejecutivos de Toyota en la gran presentación de esta semana de la nueva generación de Camry, los cálculos ya llegan a las 120 mil unidades a lograr en México. Las razones son contundentes y eso va eliminando las especulaciones de si lo harán o no. En primer instancia, la armadora llegó a las 100 mil y casi nadie los vio pero ya están cerca de colocarse en un lugar donde nadie los podrá quitar.

Segundo: cuando públicamente dicen una cifra, ya hay que calcularle que siempre miden el número por lo que las 115 mil unidades no dudamos que tengan los inventarios para llegar a ellas.

Tercero: el factor producto está jugando a su favor, pues hoy el Camry sin duda viene a capitalizar en un auto que tiene muchos seguidores, aunque no es el volumen mayor, sí hará a muchos voltear a ver a la marca.

Cuarto: en diciembre tienen la posibilidad de introducir el nuevo crossover CHR, con ella debajo de RAV 4, las ventas sí se verán beneficiadas aunque este año será un poco tarde. Si llega sería la quinta razón por la cual tienen toda la posibilidad, inclusive, de llegar a las 120 mil unidades, pues viene aún su mayor evento de ventas, el Toyotatón, el cual potencializa a toda la gama y en varios vehículos hacen falta que lleguen inventarios para que salga su lista de espera, como las Tacoma.

Quizás debamos mencionar que para reforzar su gama, pues no sólo quieren volumen por volumen, sino volumen para fortalecer su huella de producción de México y, sobre todo, para contar con distribuidores rentables, haciendo dinero y por lo tanto teniendo al cliente contento, para ello están pensando en fórmulas ganadoras como –qué le parece– una Hilux con motor diésel, un segmento que de todos los ángulos donde lo vea será un ganador quien tenga el producto.

Así Toyota con renovación de gamas importantes y la que tiene hoy, ya sólo tiene que pensar en inventarios de aquí al 2020 para seguir siendo un jugador de volumen, si la corporación se los otorga están del otro lado y la producción beneficiará a la Tacoma que francamente es la queja, no tiene inventarios.

Por el lado de los híbridos, le hago la comparativa luego de que no vendía más de 250 unidades, hoy tiene para llegar a más de 7 mil 500 unidades el famoso Prius, pues en este segmento también ya están pensando en el Prius Prime que puede fortalecerlos en imagen, gama y tecnología al cliente, por el lado del Camry no vi muchas sonrisas para la versión híbrida en su venida a México, veremos.

En cuanto al Camry 2018 dejarlo en sólo 4 cilindros, una gama de cuatro modelos, con la versión deportiva en el corazón de la escalera de precio es un acierto, 449 mil 900 por el SE que es el sport es muy acertado, sin embargo, el XLE Navi de 509 mil 900 sólo hará inventario en distribuidores quizás ni lo debían haber definido, el cliente ya ha estudiado mucho la diferenciación y el XLE le da todo. El volumen llegará hasta el XLE en 481 mil 900 pesos, y el SE flotillero en 409 mil 900 pesos da accesibilidad a cliente corporativo pues a nivel personal ya en esa decisión, el Corolla SE Plus en 373 mil 700 pesos menos es mucho más atractivo y es también nueva generación con promociones que en vehículos que acaban de llegar como Camry aún no son necesarias.

Así, la apuesta está en la fecha en que Toyota alcanzará las 120 mil unidades en México, el momento que traigan la CHR y el volumen de Camry en su gama SE y XLE.