¿Qué postura tendrá que tomar México en la siguiente renegociación del TLCAN?

El país no debe aceptar la imposición unilateral de aranceles ni impuestos fronterizos y profundizar en la integración económica de América del Norte

¿Qué postura tendrá que tomar México en la siguiente renegociación del TLCAN?

México debe continuar con una posición de firmeza y determinación ante Estados Unidos y Canadá para concretar las prioridades de los mexicanos: mantener el libre comercio; no aceptar la imposición unilateral de aranceles ni impuestos fronterizos; profundizar en la integración económica de América del Norte; conseguir que los beneficios del libre comercio se democraticen.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte ha sido un parteaguas en la relación de nuestro país con Estados Unidos y Canadá. Se trata de un instrumento que ha aportado certidumbre y oportunidades para productores y consumidores; empresarios, profesionistas, académicos, turistas, inversionistas.

Ese instrumento ha sido además un referente para las negociaciones comerciales internacionales.

El TLCAN logró crear un mercado regional de 470 millones de consumidores; los tres países implicados representan un tercio de la producción mundial generando 11 billones de dólares anuales.

Para nuestro país, ese instrumento generó una plataforma para la expansión de empresas mexicanas no sólo en la región, también en el mundo.
Nuestra naturaleza exportadora también se ha transformado. Antes del TLCAN de México se hablaba por ser un productor de materias primas. A partir del TLCAN a nuestro país se le identifica por el valor agregado y calidad con la que elaboramos pantallas de televisión, automóviles, productos electrónicos.

Además nos hemos convertido en el principal proveedor de productos agrícolas en Estados Unidos conquistando 19.9% de participación en ese mercado, superando a Canadá con 19% y a la Unión Europea con 18%.

Estas razones forman parte del interés nacional que debe defenderse con inteligencia y actitud constructiva durante la negociación.
México y Canadá han empatado sus posiciones y prioridades en la negociación y esto es una buena noticia.

Derivado del acompañamiento que un grupo de Senadores realizamos en la primera ronda de negociación, pudimos constatar que amplios sectores productivos y empresariales de Estados Unidos también desean continuar con el tratado trilateral de libre comercio.

Los nuevos temas a introducir como el medio ambiente, laboral, transparencia y anticorrupción; comercio digital, energía y telecomunicaciones permitirán a los tres países lograr mayor competitividad frente al mundo.

El diálogo entorno a las reglas de origen y el contenido regional será largo y complejo, pero confiamos en que se alcanzarán acuerdos convenientes.

En todo momento el Senado de la República estará velando por los intereses de México. Tenemos el compromiso irrenunciable de seguir interactuando con todos aquellos que tengan algo que decir respecto al TLCAN.