Oportunismo, miseria política y censura

Tras los sismos de septiembre, algunos partidos políticos intentan sacar raja política de la tragedia que mantiene a miles de mexicanos en las calles, con medidas tan populistas como las que critican

Oportunismo, miseria política y censura

Todos los momentos marcan a personas, gobiernos, políticos y partidos, y los actuales de tragedia y solidaridad para el pueblo mexicano dejarán una marca en muchos de ellos.

El 7 y 19 de septiembre, dos sismos de 8.2 y 7.1 grados Richter sacudieron las entrañas de México, principalmente en su parte central y sureste. La magnitud de sus efectos reveló la fragilidad de muchos pueblos, de muchas comunidades, de muchas ciudades. Reveló que a pesar de los 32 años que pasaron tras el terremoto de 1985, México sigue vulnerable ante las sacudidas de la naturaleza, pero también evidencia el olvido en que tienen los gobiernos a cientos de comunidades rezagadas o en pobreza, como son los casos de Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

Algunos partidos, principalmente aquellos que están en clara desventaja en la carrera por la Presidencia en 2018 intentan sacar raja política de la tragedia que mantiene a miles de mexicanos en las calles, con medidas tan populistas como las que critican.

El PRI y Morena, mejor conocido hoy en día como el "PRI-MOR" cada uno con sus estrategias disimuladas de donaciones o ahorros para los damnificados, ofrecen ocurrencias que más que ayudar a las víctimas de los sismos, buscan capitalizar electoralmente la necesidad de la gente, sin importar que sus ideas violen la ilegalidad.

El PRI plantea la eliminación de diputados y senadores plurinominales, lo cual ellos lo han impedido desde hace más de una década. Morena decide no renunciar a sus prerrogativas y abre una cuenta bancaria para recibir donaciones, lo que prendió las alertas en el INE, pues tendrán que fiscalizar cada peso que entre en dicha cuenta, para determinar su origen y destino.

Ricardo Anaya, dirigente nacional del PAN, decidió pagar un costo político alto al tomar la decisión de ajustarse el cinturón, donar 50 millones de pesos de manera inmediata para la reconstrucción y sacrificar algunas plazas laborales del partido. Pero Anaya fue más allá, presentó –junto con sus aliados políticos PRD y MC- una iniciativa de reforma para eliminar las prerrogativas a partidos políticos, reducir los tiempos oficiales en radio, televisión y un programa de austeridad mucho más ambicioso, a fin de eliminar privilegios de la clase gobernante y que el recurso donado por los partidos políticos fuera administrado por un consejo de: Académicos, Intelectuales, Miembros de la Sociedad Civil y Ciudadanos Connotados . La respuesta del gobierno federal fue el silencio.

La emergencia nacional por los sismos mantiene a Anaya preocupado, no por el proceso electoral en puerta, sino por las familias de las víctimas mortales y damnificados, por aquellos que se quedaron sin un ser querido, sin techo, sin patrimonio, sin nada. Esa es la verdadera emergencia nacional.

Otro grupo de políticos presionan los tiempos en busca de una aparente claridad en el método de selección del candidato presidencial en el Frente Ciudadano por México. Otros “independientes” ya comenzaron a registrarse y otros lo harán en los próximos días.

Todos ellos no entienden que no son tiempos de destapes, no son tiempos de precampañas, no son tiempos de registros ante el INE, no son tiempos para el reparto del poder, no son tiempos para privilegiar los intereses de unos cuantos cuando los de millones están perdidos entre las ruinas.

La marca de la casa

Ayer sorprendió la salida de Leonardo Curzio de Enfoque Noticias debido a la censura que impone el PRI- Gobierno en algunos cadenas o corporativos informativos. Curzio reveló que dejó la Primera Emisión porque le pidieron la renuncia de sus colaboradores Ricardo Raphael y Mario Amparo Casar, con quienes compartía una mesa de debates.

Ricardo Raphael, a quien respeto mucho, confirmó que le pidieron la salida de Curzio luego de la última tertulia del jueves 28 de septiembre, en el que analizaron las ventajas o desventajas de quitar el financiamiento público de los partidos, haciendo una crítica a la propuesta del PRI, la cual solamente buscaba sacar raja política de la emergencia que vive el país tras los sismos del 7 y 9 de septiembre.

La censura es lo que menos necesitaba revelar el PRI-gobierno en estos momentos, sin embargo, con la reelección de Gabriel Contreras al frente del IFT por otros cuatro años más y la salida de Curzio de Enfoque representan un preocupante precedente de la presión que tendrán los medios informativos en los siguientes meses.

La censura y es el mecanismo más recurrente de las dictaduras, práctica que pensábamos estaba casi desterrada en el país, como lo vivieron grandes comunicadores, líderes sociales, políticos en los años 70's . El PRI- Gobierno ya da por perdido todo y quiere llevarse al país entero entre las patas. México no necesita un retroceso de esa magnitud y la democracia en nuestro país no necesita golpes bajos.