¿Las acciones de los partidos políticos para enfrentar la tragedia de los sismos serán factor en las elecciones de 2018?

Dos días de la dieta de los Senadores fueron destinados para superar la situación de emergencia provocada y en la cuenta bancaria que abrió el Senado de la República se recabaron un millón 150 mil pesos

¿Las acciones de los partidos políticos para enfrentar la tragedia de los sismos serán factor en las elecciones de 2018?

Los recursos a los que tienen derecho los partidos políticos son generados por el pueblo de México en su conjunto.

En situaciones de infortunio como las que se presentaron durante y después de los sismos, se esperaba una respuesta solidaria y generosa de parte de los líderes de esas instituciones. No todos fueron sensibles a la voz ciudadana que manifestó la necesidad de destinar los recursos públicos para paliar las consecuencias del desastre natural.

Solamente el Partido Revolucionario Institucional a través de su presidente Enrique Ochoa Reza formalizó ante el Instituto Nacional Electoral la renuncia a 258 millones de pesos del financiamiento público en 2017, lo que es equivalente al cien por ciento de las prerrogativas que le correspondían, para que se regresen de inmediato a la Tesorería de la Federación, con la exigencia de que se destinen exclusivamente en favor de los damnificados y la reconstrucción nacional por los sismos.

El PRI en Nuevo León también renunció a 12 millones de pesos del financiamiento de 2017 e instruyó enviar 23 toneladas en productos para apoyar a los afectados por el sismo en el Centro y Sur de México.

Otros institutos políticos dilataron una respuesta con argumentos mezquinos como “lo importante no es el donativo, sino el seguimiento que se le dé”, por parte del PRD; o el regateo de aportar solo “20 por ciento de los gastos de campaña y 6 por ciento de los gastos ordinarios”, en el caso de Nueva Alianza.

Por su parte el PAN prometió entregar el equivalente a 50 por ciento de todo el fondo de campaña y 5 Senadores de ese partido realizaron donativo por 8 millones de pesos.

El Partido Verde anunció que donaría 25 por ciento de su presupuesto de 2017..

El Senado de la República contribuyó con más de 2 mil 300 despensas a los afectados por el sismo de 8.2 en Oaxaca y Chiapas a principios del mes de septiembre, y con 25 toneladas de víveres en productos básicos.

Dos días de la dieta de los Senadores fueron destinados para superar la situación de emergencia provocada y en la cuenta bancaria que abrió el Senado de la República se recabaron un millón 150 mil pesos.

A lo anterior se debe incluir la creación de un fondo de reconstrucción de vivienda de 50 millones de pesos, que funcionará en coordinación con la Banca de Desarrollo, mismo que se integró a través de donaciones voluntarias de Senadores y de un fondo que se tiene para el gasto de las bancadas.

Acciones concretas y un alto a las promesas es lo que se necesita en esta circunstancia. Lo que están haciendo los partidos políticos actualmente frente a los estragos de los sismos sí será determinante en las elecciones de 2018. No se olvidará que solamente el PRI renunció al 100 por ciento de sus prerrogativas.