¿Realmente un candidato independiente puede ganar la elección presidencial en 2018?

Desde hace cinco años en nuestra Constitución quedó establecida la posibilidad de postular candidatos independientes para participar en las elecciones.

¿Realmente un candidato independiente puede ganar la elección presidencial en 2018?

En las democracias representativas como la nuestra, el poder político se ejerce a través del sistema de partidos políticos con la participación activa de los ciudadanos.

Por definición, un candidato independiente es aquel que no pertenece a un partido. Su registro y alcance se basa en el apoyo que tiene de la ciudadanía; obtiene por parte de la autoridad electoral el registro habiendo cumplido los requisitos que para tal efecto establece la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Desde hace cinco años en nuestra Constitución quedó establecida la posibilidad de postular candidatos independientes para participar en las elecciones. Ya existen entidades federativas en las que ciudadanos independientes han resultado ganadores de un proceso electoral. Será hasta las elecciones del 1 de junio de 2018 en las que podrán participar por vez primera candidatos independientes para la Presidencia de la República.

El pasado 14 de octubre venció el plazo para presentar por escrito la manifestación de intención para las y los ciudadanos que desean postularse a ese cargo bajo la figura de candidatura independiente.

Los 86 ciudadanos que cubrieron ese trámite tendrán que conformar una Asociación Civil y abrir una cuenta de banco, así como reunir 866 mil 593 firmas de por lo menos diecisiete entidades federativas en 120 días. Se podrá hacer uso de recursos privados hasta por 33 millones 611 mil 208 pesos para este fin y aquél que rebase ese tope no podrá obtener registro.

Una vez que el INE valide el cumplimiento de los requisitos, procede el registro y las candidatas o candidatos con la figura de independientes podrán llevar a cabo actos de precampaña.

En los tiempos establecidos por la ley, los candidatos independientes tendrán acceso al financiamiento público y privado. También podrán gozar de tiempo en radio y televisión. En ambos casos seguirán las reglas de un partido político de nueva creación, por lo cual su presupuesto no se compara al que recibirán los partidos políticos que ya han participado en una elección con anterioridad.

Las probabilidades de los candidatos independientes para ganar la elección presidencial en 2018 parecen reducidas porque la contienda será muy competida y los partidos políticos cuentan con infraestructura y experiencia electoral que hacen la diferencia ante este tipo de candidatos.

No obstante lo anterior, la oferta política de los candidatos independientes representa también un reto para los partidos políticos porque deberán esmerarse en elegir al mejor de sus cuadros con una propuesta sensata, viable e incluyente.

Todos deseamos que el proceso electoral en 2018 fortalezca a la democracia mexicana y para que esto ocurra la participación ciudadana seguirá siendo el factor más importante.